Plantas de paisaje interior para combatir la contaminación del aire en el hogar


Más de una vez nos hemos preguntado si el cultivo de plantas de interior realmente ayuda a convertir nuestros hogares, escuelas y lugares de trabajo en mejores lugares para vivir. Es una pregunta que han explorado numerosos estudios científicos y los resultados están arrojando luz sobre el tema. 

Esta circunstancia se traduce en el hecho de que hoy en día nadie pone en duda que las plantas de interior ofrecen dos grupos principales de beneficios para nosotros: mejora del bienestar psicológico y la salud física humana. Y ¿cómo hemos llegado a esa conclusión?




Bill Wolverton y los estudios de la NASA

Bill Wolverton (1932) es un científico estadounidense especializado en química, microbiología, bioquímica, biología marina e ingeniería ambiental. Es bien conocido por ser el principal investigador del famoso Estudio de Aire Limpio de la NASA , donde se probaron las plantas con el fin de descubrir su capacidad para purificar el aire.

Todo comenzó cuando, en 1971, fue reclutado por la NASA como jefe del Laboratorio de Investigación Ambiental en el Centro de Pruebas de Mississippi (ahora el Centro Espacial John C. Stennis).

Después de completar su doctorado en ingeniería ambiental en 1978, dirigió su atención a los problemas de calidad del aire interior. Realizó una investigación pionera, junto con su colega, la Dra. Rebecca McDonald-McCaleb, para determinar la capacidad que tienen las plantas de interior para eliminar los químicos orgánicos volátiles (COV) del ambiente interior. Sus hallazgos fueron publicados por primera vez en 1984 en el Journal of Economic Botany .

Los estudios sobre la capacidad de las plantas interiores para mejorar el ambiente interior continuaron gracias a un programa financiado conjuntamente con la NASA y la Asociación Nacional de Profesionales del Paisaje de América (Associated Landscape Contractors of America, ALCA) patrocinó el Estudio de Aire Limpio de la NASA , que se publicó en 1989.

En 1989, los resultados de sus hallazgos se publicaron en un informe de la NASA titulado "Plantas de paisaje interior para combatir la contaminación del aire interior", un informe de 18 páginas que recibió atención mundial, haciendo que el Dr. Wolverton se convirtiera en un científico popular, mejorando con su informe el valor de las plantas de interior. (Ver informe aquí)

El poder de las plantas de interior

Ha quedado demostrado que las plantas de interior ofrecen dos grupos principales de beneficios para nosotros: mejora del bienestar psicológico y de la salud física humana. Pero ¿Cuáles son esos beneficios? Según la información difundida por la Royal Horticultural Society -RHS- (la sociedad británica de horticultura) estos sería algunos de los beneficios:






► Beneficios psicológicos de las plantas de interior

  • Mejora del estado de ánimo.
  • Reducción de los niveles de estrés.
  • Mayor productividad de los trabajadores (en particular, cuando se utilizan plantas en una oficina sin ventanas)
  • Incremento de la velocidad de reacción en una tarea informática.
  • Mayor capacidad de atención (en algunos estudios científicos, pero no en todos)
  • Mayor tolerancia al dolor (por ejemplo, donde las plantas se usaron en entornos hospitalarios)


► Beneficios para la salud física de las plantas de interior:

  • Menos problemas respiratorios creados por una mejor calidad del aire interior mediante la eliminación de contaminantes en el aire.
  • Reducción de la presión arterial.
  • Reducción de la fatiga y los dolores de cabeza en un 20-25 por ciento en un estudio.
  • Los pacientes en habitaciones de hospital con plantas reportaron disminución del dolor postoperatorio.


Y ¿qué hay de los efectos secundarios de las plantas de interior?

Afortunadamente, la presencia de plantas tuvo muy pocos efectos negativos cuando se realizaron los estudios, es decir, un nivel muy bajo de irritación cutánea o respiratoria notificada.




Plantas de interior y calidad del aire

Existen datos que sugieren que cada año más de 4 millones de personas en todo el mundo mueren prematuramente debido a la contaminación del aire interior. Los niveles de contaminación a menudo son más altos en interiores que en exteriores ya que el aire interior representa una mezcla de:

Compuestos derivados de la intemperie, como los óxidos nitrosos, monóxido de carbono y dióxido de carbono y partículas (partículas similares al polvo).

Contaminantes derivados del interior, predominantemente compuestos orgánicos volátiles (COV). Los COV son un gran grupo de sustancias (como tolueno, xileno, benceno, etc.) que se emiten desde los muebles, detergentes, pinturas, etc. y pueden tener efectos adversos para la salud en los seres humanos. Además, los bio-aerosoles (es decir, las esporas y las bacterias fúngicas) pueden aumentar la contaminación interior.

Todas las contenciones contribuyen al llamado Síndrome del Edificio Enfermo (SEE). Los síntomas asociados con SBS incluyen: irritación de ojos, nariz y garganta; dolores de cabeza fatiga e irritabilidad; opresión en el pecho y sibilancias; y sequedad / irritación de la piel.




Eliminar la contaminación del aire interior

Abrir las ventanas y ventilar naturalmente nuestros espacios interiores puede remediar algunos de estos problemas. Sin embargo, durante los meses de invierno, cuando se ha encontrado que las concentraciones de COV en el interior están en su nivel más alto, las tasas de intercambio de aire se reducen (es decir, las ventanas / puertas no se abren mucho) y las personas pasan más tiempo en el interior.

Las especies de plantas y los cultivares difieren en la tasa de eliminación de estos compuestos químicos, y algunas plantas son más efectivas que otras. Del mismo modo, los medios de cultivo utilizados para las plantas también pueden afectar significativamente la tasa de absorción de COV, y los sistemas basados en el suelo suelen ser superiores a los hidropónicos.


¿Qué plantas son adecuadas 
para mejorar la calidad del aire?

Una habitación con ventanas al exterior que permiten ver un parque, un jardín o cualquier espacio silvestre, tiene una ventaja añadida, ya que esto puede proporcionar apoyo psicológico. Por eso, al hablar de las plantas de interior solemos pensar en aquellas habitaciones sin ventanas, o con vistas de paisajes en gran parte urbanos, se beneficiarían más de la inclusión de plantas.

Sin embargo, cualquiera que sea el tipo de habitación, si se incluyen las plantas adecuadas, puede ayudar a mejorar la calidad del aire y tiene el potencial de aumentar los beneficios psicológicos.




El informe de la Royal Horticultural Society deja claro que no hay recomendaciones específicas científicamente probadas sobre qué especies cultivar para obtener los máximos resultados. Sin embargo, en base a todos los datos disponibles, es posible crear una lista de aquellas plantas que se sabe que soportan una mejor calidad del aire (mediante la eliminación de COV).




La lista incluye plantas que se puede cultivar en hogares, escuelas y oficinas y que se caracterizan por tener hojas atractivas y una capacidad para resistir las condiciones ambientales típicas (tolerancia de la sombra y temperaturas fluctuantes), además de ser fáciles de cultivar y mantener.


Plantas que mejoran la calidad del aire 
mediante la eliminación de COV

Esa lista de plantas de interior cuyo follaje ha quedado demostrado que ayudan a eliminar la tasa de contaminantes derivados del interior (predominantemente compuestos orgánicos volátiles -COV) agrupa las especies en función de la sustancia que combaten:

► Benceno y formaldehído (en diversos grados)

Chlorophytum comosum
Dracaena fragrans
Dracaena marginata  
Epipremnum aureum
Ficus elastica
Hedera helix
Nephrolepis exaltata 'Bostoniensis'
Sansevieria trifasciata
Syngonium podophyllum 
Zamioculcas Zamiifolia

► Formaldehído (en diversos grados)

Aglaonema 'Silver Queen'
Rhapis excelsa
Spathiphyllum sp.

► Benceno (en diversos grados)

Aspidistra elatior
Chamaedorea seifrizii  
Crassula ovata (sin. Crassula portulacea)
Dieffenbachia 'Tropic Snow'
Howea forsteriana


Hiedra en maceta colgante en el interior



Y hasta aquí algunos aspectos que tienen que ver con la elección de plantas de interior en función de sus beneficios para la salud física y mental. Pero, como es lógico, el siguiente aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de seleccionar las especies, tiene que ver con las condiciones (luz, ventilación, temperatura, etc) que debe reunir nuestro espacio interior para que la planta en cuestión crezca y se desarrolle de forma óptima. Porque si la planta no tiene salud, difícilmente va a ayudar a mejorar la nuestra. Eso, lo veremos otro día.




fotoS Bloemenbureau Holland y RHS


PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA