Desierto florido en Utah

Desierto florido en Utah • © Emily Dickey


Hablar de flores en el Desierto de Marte, impresiona casi tanto como observarlas brotando de las grietas de desecación en el desierto de Utah, Estados Unidos.





Publicidad

Aunque alguna de estas fotos se ha llegado a compartir en Internet diciendo que estaban hechas en el desierto de Atacama en Chile, la información es errónea. Las flores azules y amarillas que brotan de ese barro agrietado han surgido en el desierto de Utah y, precisamente, muy cerca del MDRS (Mars Desert Research Station) a unos 18 km al noreste de Hanksville, en el condado de Wayne. Esa estación de investigación, también conocida como el Desierto de Marte,  es un hábitat de simulación, de los cuatro planificados por la Mars Society, creado en la década de 2000 para la exploración superficial de Marte.


MDRS (Mars Desert Research Station) en Utah • MDRS


El Curiosity nos “contó” en su día que las grietas de desecación (grietas de barro) pueden ser el escenario más probable en Marte. Nosotros, en el planeta Tierra y en períodos de sequía, vemos cómo la superficie de muchos terrenos se rompe en porciones delimitadas por grietas; mosaicos que se produce porque la desecación hace que la tierra se comprima y son frecuentes en tierras ricas en arcilla.

Una vez ubicados en el centro-sur de Utah, que no en Marte ni en Chile, hoy muestro las fotos hechas por Emily Dickey. Desconozco la fecha en la que están hechas, pero lo que sí he averiguado es que en 2010, tras un invierno y primavera con una precipitación más alta de lo normal, hubo una floración desértica. Las fotos las ha subido en julio de 2019, por lo que es probable que esa floración pertenezca a este año, algo que encajaría, ya que el desierto florido solo se produce en esa zona cada 5 a 10 años.  


Grietas de desecación, desierto en Utah • © Emily Dickey

Phacelia demissa y Cleome lutea • Desierto florido en Utah • © Emily Dickey

Efectivamente, las lluvias intensas, poco habituales en esos lugares, permiten que las flores puedan asomar entre esas grietas, en las que apenas pueden sujetarse, creando ríos de color y en algunos casos, incluso, alfombras florales. Tan impresionante como fugaz.

Las flores moradas pertenecen a la especie Phacelia demissa y las amarillas son Cleome lutea y Camissonia eastwoodiae. Flores valientes que en condiciones de humedad más favorables cogen altura, pero que en esta ocasión humillan, porque saben que deben adaptarse al medio. 


Phacelia demissa y Cleome lutea •  Desierto florido en Utah • © Emily Dickey

Phacelia demissa • Desierto florido en Utah • © Emily Dickey

Desierto florido en Utah • © Emily Dickey

Desierto florido en Utah • © Emily Dickey

Desierto florido en Utah • © Emily Dickey

Camissonia eastwoodiae • Desierto florido en Utah • © Emily Dickey



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA