Plantas de interior con hojas variegadas: conociendo los tipos de variegación



Las plantas de interior variegadas son cada vez más buscadas para decorar con plantas y se han convertido en un objeto de deseo para los aficionados a la jungla urbana. Entre ellas, las hojas variegadas de Monstera son las preferidas, aunque existen un buen número de especies con similares características en sus hojas. Pero ¿sabemos en qué consiste la variegación en las plantas y qué tipos de variegación existen?


Variegación




Variegación es la denominación científica de Variegata, que traducido del latín significa abigarrada, es decir de varios colores, especialmente si están mal combinados. Desde el punto de vista científico, la variegación es la apariencia de zonas diferentemente coloreadas en las hojas y a veces en el tallo de las plantas, algo que puede ser debido a diferentes causas. El término también se utiliza a veces para referirse a la división zonal de color en flores y minerales.

En realidad, hoy quería detenerme en la variegación que se produce en las hojas de las plantas de interior y que tantas pasiones despiertan, al menos en los últimos tiempos. La presencia de esas áreas de colores inusuales de las hojas puede presentarse como patrones de blanco, crema, amarillo e incluso tonos más exóticos de púrpura o rojo.


Qué son las plantas variegadas y tipos de variegación en las hojas de las plantas de interior urban jungle
Farfugium japonicum 'Aureomaculatum' | © RHS / Joanna Kossak


La variegación es causada por la mutación celular, que puede ser heredada (genética) o totalmente aleatoria. Esa mutación provoca la falta de pigmento verde (clorofila) en algunas de las células de la planta, provocando esa variación en el color de la hoja. Además, la falta de clorofila verde dificulta la fotosíntesis, por lo que las plantas variegadas tienden a crecer más lentamente. Algo que hay que tener en cuenta para evitar preocupaciones (y exceso de riego de alguna que otra persona impaciente). Existen cuatro tipos de variegación vegetal.


Variegación quimeral

La variegación quimeral es el tipo más común de variegación. El quimerismo vegetal ocurre cuando en un tejido u órgano (flores, hojas y tallos) hay células con más de un genotipo (composición genética). Como consecuencia de ello, algunos tejidos pueden producir clorofila y otros no. Esa falta de clorofila en algunos tejidos provoca variegaciones con zonas blanquecinas o amarillentas en las hojas, en contraste con el tejido normal, que es verde.

Ya que parte del tejido de estas plantas es incapaz de realizar la fotosíntesis, son más débiles que las que son totalmente verdes. En general, se suelen extinguir en su medio natural, siendo el cultivo su única esperanza de supervivencia.


qué son las plantas variegadas
Monstera deliciosa 'Albo Variegata' | Etsy

Sansevieria trifasciata | Colvin


La posibilidad de propagar plantas con variegación quimeral con éxito es limitada. Solo existen algunas plantas con variegación quimeral que se pueden propagar con éxito a partir de esquejes de tallo. Pero los esquejes de raíz, hojas o semillas nunca darán como resultado plantas con la misma variegación.

Entre las plantas que presentan variegación quimeral se encuentra la popular Costilla de Adán (Monstera deliciosa), las violetas africanas (Saintpaulia ionantha) y Sansevieria trifasciata.


Variegación reflexiva

A veces conocida como variegación burbuja, este tipo de variegación es debida a los efectos visuales causados por la reflexión de la luz en la superficie de la hoja. Esto puede suceder cuando una capa de aire está situada apenas debajo de la epidermis produciendo un efecto visual (reflexión) plateado o blanco. Entre las plantas que presentan este tipo de variegación reflexiva se encuentran las especies de Cyclamen y Pilea cadieri (planta aluminio). 


Begonia grupo Rex | Karl Gercens


Existe otro tipo de variegación reflexiva causada por pelos en partes de la hoja que pueden tener una coloración diferente, como sucede en diversas especies e híbridos de jardín de Begonia (ver más aquí).


Variegación pigmentaria

Otra causa de variegación es cuando el pigmento verde (clorofila) se enmascara con otros pigmentos que se producen en las plantas, como las antocianinas, que dan tonos rosas, rojos, púrpuras y azules, formando hojas con dichos colores. Pero no siempre se extiende en la hoja entera, ya que en algunas plantas se producen marcas zonales constantes. Tal es el caso de Pelargonium, Oxalis, algunas especies de tréboles (Trifolium spp.) y las bromelias. En algunos casos, la variegación puede variar ampliamente dentro de una población, como sucede con las formas cultivadas de los cóleos (Plectranthus scutellarioides).


Maranta leuconeura (Maranta tricolor) | Colvin


En la familia Marantaceae también encontramos algunos géneros de plantas con este tipo de variegación, como Calathea y Ctenanthe.

A diferencia de la quimeral, este tipo de variegación no es mutante, sino natural, y al estar grabada en el ADN de la especie o cultivar, puede transmitirse de generación en generación.


Variegación patógena (no todos los virus son indeseables)

También existe la variegación causada por la presencia de algún organismo patógeno en las hojas o tallos, tal es el caso de algunas infecciones por virus, algunas de ellas denominadas “virus del mosaico” por los efectos en los cambios de color en la superficie de estos órganos. Lo curioso es que, a pesar de tratarse de enfermedades que habitualmente hay que tomarse muy en serio, parece ser que no todos los virus son indeseables.  

Según he podido leer en este artículo de ScientDirect, los virus que afectan a las plantas no siempre causan problemas y algunos tienen sus usos. De hecho, además de los usos en la tecnología genética, algunos virus tienen una importancia hortícola positiva


Abutilon striatum. Hojas variegadas por Virus del mosaico de Abutilon


Si nos referimos a los usos ornamentales, existen algunas plantas que, a pesar de estar afectadas por algún organismo patógeno, pueden sobrevivir indefinidamente y, al resultar muy vistosas por la variegación de sus hojas, se cultivan como ornamentales, porque el síntoma del mosaico se considera más interesante que la planta sana y, debido a su aspecto decorativo, a menudo se cultiva por reproducción vegetativa y se comercializa como una forma de variegación. El mejor ejemplo lo encontramos en el virus del mosaico de Abutilon, que se manifiesta en el follaje por manchas de color verde claro o amarillo. Este virus puede infectar varias especies de la familia Malváceas (Abutilon, Malva, etc.).



Algunas plantas con hojas variegadas




Giant Houseplant Takeover 2015 (RHS Wisley) © RHS

Aglaonema Rosa | Etsy

Aphelandra squarrosa | Etsy

Alocasia 'Polly' | Colvin

Ceropegia Woodii variegat "String of Hearts" | Etsy

Peperomia Caperata variegada | Etsy

Philodendron 'Birkin' | Etsy

Syngonium podophyllum | Etsy

Ficus elastica 'Tineke' | Colvin

Scindapsus pictus | Etsy

Stromanthe sanguinea triostar (sin. Calathea triostar) | Colvin



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA