Jardín, arboreto y esculturas en Nassau County Museum of Art

'Wood Duck'. Allen Bertoldi, 1979 | Nasau County Museum of Art | Foto Karl Gercens

Clasificado entre los museos de arte suburbanos más grandes e importantes de los Estados Unidos, el Museo de Arte del Condado de Nassau (Nassau County Museum of Art) alberga una importante colección de esculturas al aire libre en 59 hectáreas de campos, bosques y jardines. Y todo a solo 40 km al este de la ciudad de Nueva York. Un buen plan de otoño.


En la "Costa Dorada" de Long Island

Nassau County Museum of Art (NCMA) se encuentra en Roslyn Harbour, Long Island, en el estado de Nueva York. Está ubicado en la antigua Frick Estate, una espectacular propiedad en el corazón de la legendaria “Gold Coast” (Costa Dorada), es decir, la costa norte de Long Island (North Shore), que recibió ese sobrenombre porque en la década de 1890, fruto de las grandes fortunas hechas durante la Segunda Revolución Industrial, se construyeron lujosas mansiones privadas -en total 500- concentradas en 180 kilómetros cuadrados. Una representación de lo que supuso la “Gold Coast” se podría encontrar en la novela clásica de F. Scott Fitzgerald, El gran Gatsby. Hoy en día solo quedan unas 200 propiedades.


Nassau County Museum of ArtEn 1919, Henry Clay Frick, cofundador de US Steel y coleccionista de arte, compró como regalo para su hijo y su nuera, Childs y Frances Frick, la propiedad que en su día fue propiedad del editor, poeta y conservacionista William Cullen Bryant (1794-1878) y que cubría la mayoría de las 58 hectáreas que el museo ocupa hoy en día. Los Fricks rediseñaron la fachada y gran parte del interior de la casa, que llamaron Clayton. Allí vivieron durante casi 50 años. Los terrenos de esa mansión desarrollados por los Fricks se encontraban entre los paisajes más importantes de los Estados Unidos. 

Nasau County Museum of Art | Foto Karl Gercens


Tras la muerte de Childs Frick en 1965, el condado de Nassau compró la finca para establecer el Museo de Bellas Artes del Condado de Nassau, administrado por la Oficina de Desarrollo Cultural del condado. En 1989, el Museo se convirtió en una institución privada sin fines de lucro, gobernada y financiada por su propio consejo de administración. Sus objetivos están encaminados a fomentar una comprensión más profunda del arte y la cultura, con especial énfasis en los siglos XIX, XX y XXI, a través de programas educativos y de exhibición para personas de todas las edades y procedencias.

Jardines, arboreto y parque de esculturasEl edificio principal del museo es una mansión georgiana de tres pisos que ejemplifica la arquitectura de la "Gold Coast" de finales del siglo XIX. Además de la mansión, el museo cuenta con un parque de esculturas, el jardín formal, un jardín de plantas nativas, un arboreto de nivel 1 acreditado por ArbNet y senderos naturales marcados para caminar.

El terreno tiene una larga historia y debe sus características topográficas únicas y variadas al glaciar que retrocedió desde allí hace más de 10.000 años, dejando atrás colinas y barrancos, lagunas y cantos rodados. 

Fagus sylvatica | Foto Karl Gercens

Oxydendrum arboreum | Foto Karl Gercens

Zelkova serrata | Foto Karl Gercens

El paisaje está poblado con ejemplares de árboles de diferentes géneros, que incluyen tulipero de Virginia (Liriodendron tulipifera), haya americana (Fagus grandifolia), roble (Quercus), nogal (Juglans) y arce (Acer). Además, en la década de 1920, Childs Frick creó el arboreto especializado en el cultivo de árboles de coníferas (Pinetum). Se trataba de una plantación experimental de cientos de especímenes de coníferas de todo el mundo con el fin de estudiar cómo se adaptarían estas especies a esa latitud. Aproximadamente la mitad de ellos sobreviven hoy, incluidas las secuoyas costeras.

La esposa de Childs, Frances Dixon Frick, compartía el entusiasmo y el interés de su esposo por la botánica. Era una jardinera ávida y, en 1922,  decidió contratar para rediseñar el jardín formal a la arquitecta paisajista estadounidense Marion Cruger Coffin, conocida por sus trabajos para miembros de la élite de la costa este. Ese jardín ha sido restaurado en el últimos años con el diseño original de Coffin. 

Jardín formal | Foto Karl Gercens

Celosía en el jardín formal | Foto Karl Gercens


El jardín formal está ubicado justo al oeste del estacionamiento principal y se accede desde allí a través de un arco de ligustro (Ligustrum) con setos altos a ambos lados. Siguiendo el diseño simétrico de la mansión, Coffin diseñó rectángulos, círculos y arcos; y en el cruce axial principal colocó una piscina circular reflectante con un chorro de fuente central. Para preservar las líneas rectas y nítidas de los bordes, se construyeron caminos de ladrillos. Las cuatro salas del jardín están delimitadas por setos de tejo (Taxus baccata) y presentan diseños intrincadamente enrollados en patrones de diamantes o redondos. Los setos bajos de boj (Buxus sempervirens) son los encargados de dirigir la mirada hacia los puntos focales del jardín.

El parque de esculturas se inició en 1989, convirtiéndose en uno de los parques de esculturas de acceso público más grandes del noreste. En la actualidad se exhiben casi 40 piezas de 24 escultores, realizadas entre 1913 hasta 2018, entre las que se encuentran artistas que optan por trabajar en abstracto, mientras que otros son más figurativos; algunos se sienten atraídos por las formas orgánicas y otros por las geométricas. Pero, en cualquier caso, son obras expuestas al aire libre que animan al espectador a moverse alrededor de ellas, apreciándolas de diferente forma a medida que se cambia de perspectiva.

'Man on Horseback'. Fernando Botero, 1984 | Foto Karl Gercens

'Redbank 31'. Allen Bertoldi, 1978 | Foto Karl Gercens


Los jardines más nuevos del NCMA se crearon con el propósito de recuperar el hábitat natural para polinizadores, que había desaparecido en Long Island debido a una población cada vez mayor y al desarrollo de edificios. El nuevo jardín se ha plantado con diferentes especies nativas que ofrecen flores en primavera, verano y otoño, atrayendo y alimentando a una diversidad de aves, abejas y mariposas.

Los nueve senderos naturales marcados del Museo que cubren 10 kilómetros se limpiaron en 2006. Son senderos que varían en longitud y dificultad, ya que algunos siguen los contornos empinados y montañosos de los barrancos. Como la vida misma.

El arte llama al arte
El antiguo propietario, William Cullen Bryant, se había instalado en 1843 en su casa de Roslyn, Cedarmere, en el puerto de Hempstead, adyacente al Museo, que se convirtió en un centro intelectual y cultural para algunas de las mentes más brillantes de mediados a finales del siglo XIX. 

En 1862, Bryant construyó una casa de huéspedes de estilo gótico en su granja Upland, ahora propiedad del Museo, que lleva el nombre de su amiga y compañera poeta, Jerusha Dewey, quien era una visitante frecuente. La cabaña fue restaurada por la Roslyn Landmark Society en 2011.

Jerusha Dewey Cottage | Foto Nassau County Museum of Art

NYET. Marko Remec | Foto Karl Gercens

'Vertebrate Progression (Field Totem)'. Marko Remec, 2018 | Foto Karl Gercens

'Caring'. Chaim Gross, 1987 | Foto Karl Gercens

'Equal Elevation-Plumb Run'. Richard Serra, 1983 | Foto Karl Gercens


Three Graces. Charles Cary Rumsay, 1913 | Foto Karl Gercens

'Garden of Gods'. Ruben Nakian 1979-80 | Foto Karl Gercens


Más información: NCMA |  Fotos: Karl Gercens


TEMAS RELACIONADOS

► "The Four Seasons", esculturas a gran escala en los jardines de Wisley

► Grounds For Sculpture, museo y jardín de esculturas contemporáneas
► Les jardins d’Étretat. Un jardín de esculturas con vistas
► Parque de esculturas Storm King Art Center en Nueva York

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM