L'Illustration horticole: revista de plantas ornamentales de finales del siglo XIX

Begonia eximia | L'Illustration horticole

 


El boom de la horticultura en las últimas décadas del siglo XIX ha dejado numerosas publicaciones que se convierten en fiel testimonio de una época en la que la disponibilidad de variedades de plantas ornamentales, poco conocidas por aquel entonces, convirtió la jardinería en una profesión y afición mucho más emocionante.


Un buen ejemplo es La L'Illustration Horticole, una revista especial de invernaderos y jardines, o elección razonada de las plantas más interesantes desde el punto de vista ornamental, incluyendo su historia completa, su descripción comparativa, su figura y su cultura
No es mi definición, sino el subtítulo de esa revista, cuyos ejemplares se han digitalizado en la Biblioteca Peter H. Raven del Jardín Botánico de Missouri, una colección que comprende 40 volúmenes, publicados entre 1854 y 1896, con ilustraciones realizadas por Pieter de Pannemaker.

Novedades introducidas en 1893

El subtítulo de esta colección es largo, sí, pero no puede ser más descriptivo, al fin y al cabo, en esas revistas se recogía todo tipo de información sobre la horticultura ornamental, incluidos consejos, maquinaría y herramientas, diferentes modelos de invernaderos y, como no, ilustraciones y descripciones botánicas de plantas ornamentales de interior y de jardín que resultaban especialmente atractivas en aquella época y que estaban disponibles en los viveros y centros de jardinería. 



Algunas de esas plantas no han dejado de ser admiradas por los jardineros aficionados y profesionales de hoy en día. Otras han ido perdiendo nuestra atención con el paso del tiempo, mientras que hay un buen número de ellas con un interés renovado, especialmente aquellas plantas de interior que seducen por su extraordinario follaje. Me refiero especialmente a las llamativas hojas de algunas plantas que despiertan fascinación en los miléniales y, por supuesto, también seducen a los amantes de la jungla en casa.

El editor de la revista es Charles Antoine Lemaire (1800 - 1871), botánico francés, escritor, experto en helechos y afines (pteridólogo) y especialista en plantas cactáceas. Curiosamente, descubrió su pasión por la botánica cuando comenzó su carrera como profesor de literatura clásica en la Universidad de París, una afición que se despertó y desarrolló gracias a su relación con M. Neumann, horticultor del Museo de Historia Natural.

Cyclamen Atkinsii

En esa misma ciudad inició su carrera como botánico. Trabajó durante algún tiempo como ayudante en un vivero de París, formando una colección de cactáceas, grupo de plantas al que dedicaría casi toda su vida. Su siguiente oportunidad vino en 1835, cuando M. Cousin, un editor parisino, puso en marcha una revista de jardinería y le pidió que fuera su editor. Durante varios años, fue editor y contribuyó enormemente al contenido de las revistas Jardin Fleuriste y L'Horticulteur Universel .

Posteriormente, en 1845, se trasladó a Gante, Bélgica, donde publicó Flore des serres et des jardins de l’Europe, fundada en 1845, una de las mejores revistas de horticultura que se publicaron en Europa durante el siglo XIX, iniciada por Van Houtte. Esa revista ofrecía valiosas descripciones de curiosidades y tesoros botánicos procedentes de todo el mundo, pero, además, supuso un excelente escaparate para difundir valiosos grabados y litografías. Ver más aquí: Exploradores botánicos: 'Flore des serres et des jardins de l'Europe' de Van Houtte.

Ya comenté en su día que a finales del siglo XIX, Bélgica, un gran país hortícola, tenía en Gante uno de los centros de jardinería más activos e importantes del continente. Conocida como la "Ciudad de las Flores", por aquel entonces contaba ya con casi 300 viveros y 2.000 centros de jardinería.

Piper rubrovenosum 

Lemaire continuó en Gante y, desde 1854, fue el editor de L’Illustration Horticole, propiedad de Ambroise Verschaffelt. La revista incluía ilustraciones y descripciones botánicas y fue publicada en 43 volúmenes entre los años 1854 y 1896. Se ocupó de ese cargo hasta 1870, fecha en la que regresó a París, donde murió en 1871.

Durante las más de cuatro décadas de L’Illustración Horticola se publicaron numerosas especies de orquídeas, arecas, aráceas, bromelias, crásulas, cactus, ágaves, drácenas, yucas, begonias, euforbias y amarilis, entre otras muchas.

Begonia 'Mr Charles Wagner'

Maranta regalis

Bertolonia guttata

Schismatoglottis lavalleei  var. lansbergeana

Dracaena goldieana

Begonia 'Comtesse Louise Erdody'

Caladium lilliputiense

Clidemia vittata

Anthurium x desmetianum

Kentiopsis divaricata (Actinokentia divaricata)

Anthurium scherzerianum var. warocqueanum

Cocos weddeliana 

Caladium

Gymnostachyum verschaffeltii 

Dieffenbachia wallisi

massangea lindeni 

Pelecyphora aselliformis

TEMAS RELACIONADOS

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado