Arte Instalaciones Land Art

Con arte. Megáfonos gigantes para escuchar el sonido del bosque

Instalaciones que pueden servir para resguardarse de la lluvia, el frio o el sol. Para descansar y relajarse en medio del bosque. Pero esa no es la razón por la que se diseñaron. No, en absoluto. 

El motivo principal de estos amplificadores gigantes (3 metros de diámetro) tiene que ver con el sonido. Son piezas en madera diseñadas por un equipo de estudiantes de la Academia de las Artes de Estonia, que hacen posible escuchar el sonido del bosque amplificando su intensidad.

Los sonidos de la Naturaleza se ponen a disposición de senderistas, gracias a la instalación de tres megáfonos que se sitúan a una distancia determinada y en un ángulo adecuado, de tal modo que, en el centro de la instalación, el sonido se alimenta de las tres direcciones y se fusiona de tal manera que crea el efecto de un sonido único.

Que a nadie se le ocurra decir “qué pinta esto aquí”,  porque tal vez no pinte nada, pero sonar, tiene que sonar mucho y muy bien.

Fotos © Tõnu Tunnel  | Más información Estonian Academy of Arts

Parque de esculturas Storm King Art Center

Arte Sella. Arte en la naturaleza o viceversa

Cornelia Konrads: el espacio público en movimiento

Wake, el cámino púrpura de Michael McGillis

Olga Ziemska. Quietud en movimiento

Pin It on Pinterest