Tallo largo y después hojas; más tallos y florecillas a la misma altura. Ya tenemos una umbélula. Tallo largo, hojas, umbélula; otra umbélula y más umbélulas. Ya tenemos una umbela compuesta. 

Hace tiempo (mucho, creo…) una amiga me comentaba que cuando tuvo el primer hijo, un compañero de trabajo que la visitó en el hospital le llevó como regalo un ramo de perejil.  ¿Sorprendente? Pues sí, puede ser, y original también, porque se sobreentiende que el ramo en cuestión era con las flores del perejil. 

Realmente vistosa la inflorescencia en umbela de umbelas característica de la mayoría de las especies de la familia Umbeliferae (Apiaceae). Las flores abren secuencialmente. Primero las flores de las umbélulas más externas y después lo hacen las de las umbélulas internas. Florecillas muy uniformes con 5 pétalos y 5 estambres  En algunas especies, como es el caso de la zanahoria (Daucus carota) las flores marginales de las umbelas son irregulares y sirven como reclamo para los insectos.

Son herbáceas anuales muy utilizadas en alimentación, medicinas, perfumes y, cada vez más, como ornamentales.  Hay para todos los gustos y todas tienen ese denominador común: la gran sombrilla (de ahí el nombre de la familia botánica) que se abre para exhibir sus diminutas flores. Más difícil todavía o, mejor dicho, más bonitas todavía (las flores, claro).

Umbelíferas (Umbeliferae – Apiaceae) 

Géneros y especies más importantes

Género Daucus

Daucus carota: Zanahoria. Se emplea su raíz.

Género Pastinaca

Pastinaca sativa: Chirivía. Se emplea su raíz.

Género Apium

Apium graveolens : Apio. Se emplea sus tallos, hojas y pecíolos.

Otras especies:

Foeniculum vulgare: Hinojo

Petroselinum crispum:  Perejil

Anethum graveolens:  Heneldo

Cominum cyminum:  Comino

Carum carvi:  Alcaravea

Pimpinella anisum: Anís

Conium maculatum:  Cicuta

Angelica sylvestris:  Angélica.

Crithmum maritimum Hinojo marino

Levisticum officinale: Levístico

Pin It on Pinterest