Los jacintos de la discordia. Bosques de bluebells británicos



Esas alfombras de color azul intenso son uno de los mejores espectáculos de los bosques británicos en primavera, por lo que no es de extrañar que los bluebells (Hyacinthoides non-scripta) sea también una de las flores silvestres más queridas del país.


Ayer hablaba de las alfombras azules de bluebells que colorean el mágico bosque de Hallerbos, situado a tan solo 15 kilómetros de Bruselas.  Hoy esas flores las vamos a buscar en el Reino Unido, donde se puede encontrar casi la mitad de la población global de bluebells

Sin embargo, algo está sucediendo con la especie nativa de bluebells (Hyacinthoides non-scripta) y la especie culpable tiene su origen en España.

Ya sabemos que, en ocasiones, las plantas que se exportan como ornamentales acaban escapándose del jardín a la naturaleza. Si se trata de una especie dominante, la invasión está servida.




Publicidad


En este caso, parece ser que el origen de la invasión está en los ejemplares de la especie Hyacinthoides hispanica (vamos a llamarlo jacinto de bosque) que exportaron como planta de jardín desde España a Gran Bretaña y, con el paso del tiempo, han colonizado los bosques de bluebells ingleses. De hecho, hoy en día, en sus azules praderas conviven ambas especies.


Alfombras con dos especies compitiendo

El problema radica en que, el jacinto de bosque, además de desplazar a la especie nativa, se está cruzando con ella. En esta cuestión, la especie española tiene las de ganar, porque hibrida fácilmente, y al ser especie dominante la descendencia tiende más hacia la especie española en detrimento de la nativa, que es más delicada, y, por lo tanto, más vulnerable a cambiar o perder sus poblaciones.


Blue Bells en Badbury Hill, Oxfordshire | Foto Tony Campbell via The Woodland Trust


Está claro que en cuestión de plantas no hay fronteras sino especies dominantes. Así se arreglan siempre las cosas en la naturaleza, bueno, y en la vida.

En España y Portugal las poblaciones nativas de Hyacinthoides non-scripta también se han visto reemplazadas por Hyacinthoides hispanica y en Italia por Hyacinthoides itálica.

Es decir, que “en todas partes cuecen habas”, pero los británicos se pusieron manos a la obra para frenar esa invasión y, desde 1998, en Gran Bretaña está prohibido por ley recolectar plantas o bulbos de su hábitat natural y, por supuesto, su comercialización, con el fin de proteger a la especie nativa.


 Bluebells en Malvern Hills | Foto Trevor Mcgill via The Woodland Trust

Además, se anima a los británicos a comprar los bluebells cultivados, en viveros con buena reputación. De hecho, aconsejan que se compren en primavera para, de este modo, poder estar seguros de que la especie que están adquiriendo es la nativa.


Hyacinthoides non-scripta vs H. Hispanica

De momento, tenemos claro que ambas especies pertenecen a una misma familia, Asparagaceae, y a un mismo género, Hyacinthoides, formado por hierbas perennes, bulbosas, glabras, del que se han llegado a reconocer hasta 11 especies, distribuidas por el Mediterráneo occidental, y las zonas atlánticas del centro y sur de Europa y del norte de África, desde el norte de Gran Bretaña al sur de Marruecos. 

Pero ahora, vamos a ver si somos capaces de diferenciar, al menos sobre papel, ambas especies.

Hyacinthoides non-scripta

Nombre vernáculo en inglés: Bluebells
Nombre vernáculo en español: Escila de otoño, jacinto, jacinto de los bosques, jacinto español, jacinto no escrito, jacinto silvestre.
  
Hyacinthoides non-scripta (bluebells) Foto Wikipedia


Son hierbas bulbosas perennes con tallos florales de unos 50 cm de altura. Pasan la mayor parte del año como bulbos bajo tierra y emergen para florecer a partir de abril. En estado silvestre, crecen en bosques de hoja caduca; bajo helechos o en acantilados, en el Reino Unido, Irlanda, Bélgica, los Países Bajos, Francia, Portugal y España, y se ha naturalizado en otras partes de Europa.

Los bluebells tienen las flores tubulares de color azul intenso o incluso púrpura, que cuelgan de un lado del tallo y son olorosas.


Hyacinthoides hispanica

Nombre vernáculo en español: Escila española, jacinto de bosque, jacinto de campo.

Hyacinthoides hispanica | Foto Wikipedia

Hierba bulbosa perenne que no sobrepasa los 30 cm de altura. En estado silvestre crece en hábitats forestales y campos umbríos, pudiendo encontrarse en el Occidente de la Península Ibérica, excluido el Noroeste; o cultivada y naturalizada en diversos países europeos –muy especialmente en Gran Bretaña–, así como en el Norte de América y en Australia.

Los jacintos de bosque tienen el tallo más robusto y vertical que los bluebells. Las flores péndulas acampanadas surgen en todo el ápice del tallo, son más pálidas y, habitualmente, no son olorosas. Las hojas son más grandes y redondas.


Kew Gardens |Foto | Fernando Ruz



Tal vez no podamos apreciar ninguna diferencia en esas alfombras azules, pero sí nos ayudan a comprender que la naturaleza es generosa y que, a pesar de que no siempre la respetamos, nos regala bosques encantados y cubiertos de flores cada primavera.


Kew Gardens | Foto Fernando Ruz

Kew Gardens | Foto Fernando Ruz

Kew Gardens | Foto Fernando Ruz

Kew Gardens | Foto Fernando Ruz

Kew Gardens | Foto Fernando Ruz

PUEDE INTERESARTE


EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA