Chillida Leku y Piet Oudolf: lo mejor está por venir (a España)

Parque del Museo Chillida Leku • Javi Vázquez


El museo privado y parque de esculturas de Eduardo Chillida, Chillida Leku, situado en torno al caserío Zabalaga de la localidad de Hernani (Guipúzcoa), reabrirá sus puertas el próximo 17 de abril. A la buena noticia de su reapertura, hay que añadir otra que gustará, y mucho, a los amantes de la jardinería en general y de los jardines naturalistas en particular. Me refiero al jardín diseñado por el paisajista holandés Piet Oudolf, cuya plantación ya ha comenzado.  


Sutiles elementos paisajísticos de Piet Oudolf
Pero no os emocionéis, porque todavía no sé nada sobre ese jardín, salvo que Oudolf pintará con “sutiles elementos paisajísticos” alguna zona de ese imponente parque de hierba verde, chopos, hayas y robles. No es falta de curiosidad. Tan solo se trata de dejar que todo se cocine a fuego lento, así tendrá mejor sabor. 



Lo que sí puedo compartir es la publicación que Piet Oudolf hizo hace unos días en su perfil de Instagram (meses atrás había mostrado algunas imágenes realizadas en San Sebastián que hacían sospechar que algo se estaba cocinando…), donde nos comunicaba que ya había comenzado la plantación de ese nuevo jardín. Creo que es la guinda que le faltaba a las maravillas que ofrece el paisaje y la arquitectura del País Vasco en general; y San Sebastián y alrededores en particular.


 'Buscando la luz' escultura en acero corten en Chillida Leku • © Merche Itturioz


Chillida Leku

El hecho de que Chillida Leku no pueda visitarse hasta dentro de unos días y el jardín de Piet Oudolf esté en proceso de construcción, no nos impide recorrer aquí ese mágico entorno. Además, puede ser un descubrimiento para aquellos que no hayan visitado en su día el museo y parque de esculturas de Chillida, que cerró en 2011, aunque solo lo hizo parcialmente, porque sí se permitían algunas visitas de grupos con cita previa.

Eduardo Chillida (1924-2002) y su esposa Pilar Belzunce (1925-2015), eligieron para la creación de Chillida Leku un lugar absolutamente conectado con la cultura del País Vasco: un caserío del siglo XVI y 11 hectáreas de campo que rodean el edificio, ubicado a las afueras de Hernani, la ciudad donde Chillida realizó su primera escultura abstracta de hierro en 1951.


‘Arco de libertad’ escultura en acero corten en Chillida Leku • © Zabalaga-Leku


Este museo al aire libre permite descubrir el universo de un escultor español más universal del siglo XX, que amplió nuestra manera de concebir el espacio. Ese universo artístico lo forman 40 obras suyas, que incluyen esculturas monumentales como “Buscando la luz”, hecha en acero corten, distribuidas por el parque; y unas 50 obras de pequeño y mediano formato expuestas en el caserío.

Originalmente inaugurado en el año 2000 (dos años antes de que falleciera el escultor), Chillida Leku tuvo que cerrar sus puertas en 2011, tras la crisis económica y algunos desacuerdos.

En 2017 entra en juego la galería suiza Hauser and Wirth. No olvidemos que en 2014 Piet Oudolf ya creo un extraordinario jardín, ahora perfectamente consolidado, en la galería de Somerset (Ver aquí). 


Oudolf Field en Hauser and Wirth Somerset • © Clive Nichols para Country Life


Tras una serie de negociaciones con los herederos del escultor, el propósito era apoyar la reapertura de Chillida Leku. De este modo, los galeristas suizos asumieron la representación internacional del patrimonio de Chillida, anunciando que se “desarrollaría un modelo nuevo y sostenible para Chillida Leku”, asegurándolo así para generaciones futuras.


Caserío Zabalaga en Museo Chillida Leku •  © Zabalaga-Leku


Nuevos aires en Chillida Leku


Asesoramiento sobre nuevas instalaciones, conservación y desarrollo de archivos, así como apoyo financiero a la finca de Eduardo Chillida son algunas de las aportaciones de esta prestigiosa galería internacional, según Mireia Massagué, la nueva directora del museo y ex directora del Centro Gaudí en Barcelona.


El caserío Zabalaga

Massagué destaca que el caserío -de piedra, madera y cristal- es una de las joyas que esconde este espacio, una de obra de arte en sí. También recuerda, que el museo y el caserío es un proyecto que trabajaron Eduardo Chillida y Pilar Belzunce durante más de cinco años. Ahora, todo se conserva, pero se envuelve con nuevas propuestas.

Caserío Zabalaga © Zabalaga-Leku. Foto: Mikel Chillida


El caserío Zabalaga, una construcción tradicional vasca del siglo XVI,  se mantiene tal y como lo habían rehabilitado en su día Chillida y Joaquín Montero, aunque se han hecho obras de renovación bajo la supervisión de Luis Laplace, arquitecto argentino con sede en París, especializado en proyectos relacionados con el arte y la cultura, siempre desde un enfoque sensible a la conservación de las estructuras existentes, algo muy necesario en este caso. En estrecha colaboración con Laplace, ha trabajado el arquitecto local Jon Essery Chillida, nieto del escultor. Las intervenciones realizadas en el caserío tienen que ver con la actualización de las cubiertas y la iluminaria interior.

El parque de esculturas
En cuanto al parque de esculturas, también se mantiene todo igual, aunque se incorporan dos novedades importantes: el mencionado jardín diseñado por Piet Oudolf y la exposición de las algunas esculturas de otras colecciones, privadas y públicas, que no se han visto antes en ese museo.

El museo es un gran homenaje a la obra de escultor, pero ahora también estará abierto a una serie de actividades que permitirán conocer las buenas relaciones del escultor con otros artistas, escritores y pensadores, convirtiendo Chillida Leku en un lugar de encuentro para hablar de Chillida.


Parque de esculturas museo Chillida Leku • Dan

Parque de esculturas museo Chillida Leku • Brad Kaplan


La inauguración, el miércoles 17 de abril, se hace con una exposición temporal, ‘Eduardo Chillida. Ecos’, una gran retrospectiva de todo el trabajo del artista, que incluye sus primeras obras, incluso las que hizo en París en los años 40 y 50, hasta la obra pública más actual.  

Lo de verdad es lo que viene después
“Abrir Chillida Leku es solo la anécdota, lo de verdad es lo que viene después” comenta Massagué en una entrevista para el diario vasco Deia, una frase cuya intención me ha sugerido el titular de hoy, porque la buena noticia de la reapertura de Chillida Leku es grande, como grandes son las expectativas que despierta el jardín de Piet Oudolf que vendrá después. Para muchos de nosotros, lo mejor está por venir. Bienvenido, Piet Oudolf. 


 'Buscando la luz' escultura en acero corten en Chillida Leku • Ben of the Stones

fotoS chillida-leku Y FLICKR



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA