'The Four Seasons', esculturas a gran escala en los jardines de Wisley

"The Four Seasons" de Philip Hass en RHS Garden Wisley, marzo 2020 | Foto © RHS / Joanna Kossak


Piezas con casi 5 metros de altura y figuras que son interpretaciones en 3D de las pinturas del artista italiano del siglo XVI Giuseppe Arcimboldo, sus célebres "cabezas compuestas" a partir de flores, frutas, plantas, animales y otros objetos. 

La exposición de la serie de esculturas “The Four Seasons” (Las Cuatro Estaciones) del artista, guionista y cineasta estadounidense Philip Hass se inauguró el pasado 9 de marzo en los jardines de la Real Sociedad de Horticultura británica (RHS) en Wisley, en el condado de Surrey. Hasta ahora, pocas personas han podido disfrutar esa exposición, ya que los jardines permanece cerrados hasta nueva orden, como medida de seguridad por la COVID-19. Pero la buena noticia es que las esculturas estarán montadas hasta el 31 de diciembre de 2020. 


El titulo de esta serie de esculturas a gran escala no es casualidad, ya que se inspiran en las cuatro pinturas renacentistas italianas de Giuseppe Arcimboldo


"Las Estaciones" de Giuseppe Arcimboldo. Desde la izda.: Primavera (1573), Verano (1573), Otoño (1573), Invierno, 1573


La serie de cuadros pintados por Arcimboldo como alegoría a las estaciones, unas de sus célebres "cabezas compuestas", fueron ofrecidos a Maximiliano II de Habsburgo en 1569. 

Los Habsburgo eran conocidos por sus gabinetes de curiosidades, precursores de los museos modernos, que albergaban una gran variedad de especímenes exóticos, anomalías naturales y tesoros (ver más aquí). Todo con el fin de alimentar la gloria de su imperio. Arcimboldo, como pintor de cámara de la corte de los Habsburgo, mezcló con genialidad la fantasía clásica, el estilo renacentista y el interés por lo exótico.


"The Four Seasons" de Philip Hass en RHS Wisley, abril 2020| Foto © RHS / Joanna Kossak


La interpretación de esas pinturas renacentistas que hace Philip Hass en el siglo XXI se traduce en obras tridimensionales construidas en fibra de vidrio, donde cada busto muestra una mezcla de vegetación asociada a cada época del año. Con casi 5 metros de altura, las piezas nos hacen imaginar la primavera, el verano, el otoño y el invierno en forma humana, con retratos representados con exuberantes arreglos de frutas, verduras, flores y cultivos de temporada.

Una clara inspiración pero, también, una experiencia nueva. Al fin y al cabo, las pinturas de Arcimboldo fueron construidas de perfil, y estas colosales esculturas se pueden ver desde todos los lados, llevando las obras en las que se inspiran al mundo natural tridimensional.

Confío en que muchas personas tengan la oportunidad de experimentar esa sensación en vivo y en directo muy pronto. Mientras tanto, siempre tenemos la posibilidad de disfrutar de ese espectáculo desde casa, que no es lo mismo, pero parece igual. Por cierto, la primavera de Philip Hass es espectacular ¿no os parece?


PRIMAVERA | Foto © RHS / Joanna Kossak

OTOÑO | Foto © RHS / Joanna Kossak

VERANO | Foto © RHS / Joanna Kossak

Invierno | Foto © RHS / Joanna Kossak

Foto © RHS / Joanna Kossak

fotoS e informacion | RHS



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM