Hakonechloa, una gramínea ornamental que adora los jardines de sombra

Hakonechloa macra en The Laurent-Perrier Garden (Chelsea 2008) | Foto © Andrew Lawson /Tom Stuart-Smith


Sus hojas se mueven delicadamente a la mínima brisa y es una de las pocas gramíneas ornamentales que crecen mejor en áreas sombreados o en sombra parcial. Hakonechloa es un nombre difícil de pronunciar, cierto, pero tiene a su favor que se trata de una exuberante planta muy fácil de cultivar y con un valor ornamental en el jardín extraordinario, algo que sabe apreciar bien Tom Stuart-Smith, quien ha utilizado esta especie en numerosos jardines, incluidos algunos de exhibición, con predominio del verde en su paleta de plantación.

Me llamó la atención en su día el uso que hizo de Hakonechloa macra Tom Stuart-Smith en The Keeper's House Garden junto a Helechos arborescentes australianos Dicksonia antarctica y a Pittosporum tobira ‘Nana’.


The Laurent-Perrier Garden (Chelsea 2010) | Foto © Allan Pollok-Morris / Tom Stuart-Smith


También ha sido frecuente ver esta planta en algunos de sus jardines de exhibición de Chelsea Flower Show, como The Laurent-Perrier Garden en 2008 y 2010, o The Weston Garden en 2018.


Hakonechloa macra


Hakonechloa es un género monotipo, solo hay una especie, Hakonechloa macra, eso sí, con varios cultivares de jardín. Se trata de una planta vivaz (herbácea perenne de hoja caduca) nativa de los bosques de Honshu, Japón, donde crece silvestre (y feliz) entre arces.

Forma atractivos montículos de hojas delgadas arqueadas que se ondulan a la más mínima brisa. Por lo general llegan a formar montículos densos de hasta 30 a 60 cm. Desde el verde sólido hasta el dorado brillante y variegado cremoso de las hojas en primavera y verano, el follaje cambia a elegantes tonos cobre-naranja en otoño, a medida que el tiempo refresca.

Sus raíces son rizomatosas, pero no debe asustar porque tiene un crecimiento muy lento, lo que hace que no sea invasora, puesto que requiere su tiempo para multiplicarse.


Hakonechloa macra 'Albovariegata', Amsonia hubrechtii, Platycodon grandiflorum, Anemone x hybrida 'Robustissima' | Foto ©  Flickr


Se cultiva principalmente por su hermoso follaje, ya que las flores de aspecto delicado que aparecen a mediados o finales del verano pasan desapercibidas ente las vistosas hojas.

Como comentaba al inicio, a diferencia de la mayoría de otras gramíneas ornamentales, Hakonechloa no solo tolera, sino que adora la sombra parcial, convirtiéndose en una aliada perfecta en ambientes de sotobosque con efectos tipo pradera.

Crecen bien en casi todo tipo de suelos, salvo arcilla pesada, siempre que estén bien drenados y sean ricos en materia orgánica. No les gustan los suelos mojados o húmedos, pero no tolera los suelos secos, algo que limita bastante su uso en muchos de los jardines donde la sequía empieza a ser un problema recurrente.


Hakonechloa macra 'Aureola' | Foto © Flickr


Se puede plantar a lo largo de caminos, alrededor de árboles, cayendo en cascada por pendientes, cubriendo rocas, junto a muros, al frente del jardín o, incluso, en contenedores (ver: Gramíneas ornamentales para cultivar en macetas y contenedores), donde crean un efecto espectacular.

Es fácil de cultivar, resistente a plagas y enfermedades y requiere poco mantenimiento. Tan solo es necesario recortar el follaje a ras del suelo a finales del invierno o principios de la primavera, antes de que aparezcan los nuevos brotes. En zonas de clima frío, se puede cubrir con mantillo.


Hakonechloa macra 'Aureola' y Clematis 'Niobe' | Foto © Flickr


Dado que su crecimiento es muy lento, no requerirá división de mata durante muchos años. Se puede multiplicar por rizomas en primavera u otoño.



Algunos cultivares


Los diferentes cultivares obtenidos se han centrado en el color de las hojas que, en cualquier caso, sirven para iluminar un área oscura del jardín.


Hakonechloa macra ‘Aureola’

Una de los cultivares más populares de Hakonechloa, con hojas variegadas de color amarillo dorado que crean un efecto impresionante en el jardín y en macetas. El color se vuelve amarillo más brillante cuando se sitúa al sol y más amarillo lima en sombra parcial.

Es de las pocas variedades que crece bastante feliz al sol, donde las hojas toman un amarillo dorado brillante, aunque se siente igualmente cómoda a la sombra, donde el color del follaje es de un verde amarillo más suave. Suelo no demasiado húmedo. Altura 40-50 cm.

Hakonechloa macra 'Aureola' | Foto © Flickr



Hakonechloa macra ‘All Gold’

Con hojas de color amarillo dorado. Puede quemarse con el sol abrasador. Suelo no demasiado húmedo. Altura 30-45 cm. 

Hakonechloa macra ‘All Gold’ | Foto © Knoll Gardens



Hakonechloa ‘Albovariegata’
Con hojas alargadas de color crema y rayas blancas y verdes. Prefiere un poco de sombra, pero puede tolerar un lugar soleado abierto. Muy adecuada para cultivo en macetas. Suelo no demasiado húmedo. Altura 40-50 cm.


Hakonechloa ‘Albovariegata’ | Foto © Knoll Gardens 



Hakonechloa macra 'Samurai'
Atractivo follaje variegado de color blanco cremoso y verde. Muy adecuada para cultivo en macetas. Suelo no demasiado húmedo. Altura 40-60 cm.


Hakonechloa macra 'Samurai' | Foto © Knoll Gardens 



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA