flores atraen polinizadores plantas flor primavera plantas flor verano Plantas Jardin Vivaces

Geranium: un universo de especies e híbridos para el jardín

Geranium pratense | © Jean Bagnall

Plantas fáciles de cultivar, con bellas flores en tonos de azul y rosa que adoran las abejas, y un gran número de especies, híbridos y cultivares que permiten encontrar geranios para diferentes requerimientos y situaciones en el jardín. Los geranios son los pilares de muchas fronteras de herbáceas, y no me refiero a los populares y admirados pelargonios, sino a las plantas del género Geranium.

Al hablar de los geranios es inevitable hacer referencia a la eterna confusión entre geranios (Geranium spp.) y pelargonios (Pelargonium spp.). Un enredo que se inicia cuando Linnaeus, en su obra monumental Species Plantarum (1753), incluyó todas las especies de pelargonios bajo el género Geranium, siendo este último nombre por el que se dieron a conocer por primera vez en el ámbito de la jardinería.

Geranium phaeum ‘Chocolate chip’ | © RHS
Geranium versicolor | © Simon (celery) Marshall

En 1789, el botánico francés L’Héritier marcó las diferencias entre los dos géneros –el pelargonio se distingue del geranio por tener umbelas de flores de forma irregular, menos estambres fértiles y un tubo nectario–, pero el nombre ya se había grabado a fuego, por lo que las especies de Pelargonium todavía se conocen hoy con el nombre común de geranio, creando con ello confusión y cierta frustración en jardineros y botánicos. Yo llevo años “entrenándome” para no sucumbir a la tentación de llamar geranios a los pelargonios, y lo cierto es que lo he conseguido, o eso creo.

Geranios en la naturaleza

Actualmente se reconocen unas 355 especies aceptadas dentro del género Geranium, que se encuentran en todos los continentes de la Tierra, excepto en la Antártida, generalmente en regiones húmedas y templadas. Tales condiciones prevalecen en gran parte del norte de Eurasia y América del Norte y en las áreas montañosas más al sur. Estas especies tienden a ser vivaces y forman grandes colonias en prados o bosques abiertos.

Donde las condiciones se vuelven más cálidas, alrededor del Mediterráneo y la península arábiga, hay un mayor número de especies inactivas anuales y de verano.

Geranium sanguineum

En la península ibérica y Baleares se distribuyen 24 especies y dos subespecies, que incluyen Geranium sanguineum, una planta vivaz muy apreciada para jardinería con bajos requerimientos hídricos.

Por otro lado, en varias áreas del mundo los geranios crecen a altitudes tan elevadas que se han convertido en verdaderas alpinas, plantas mucho más pequeñas y adaptadas a suelos poco profundos y bajas temperaturas.

Hibridez en el geranio

Una de las razones por las que los geranios son plantas de jardín tan excelentes es su propensión a hibridar. En la naturaleza, las especies de geranio generalmente no se pueden cruzar debido a la separación geográfica, los requisitos ecológicos, la especificidad del polinizador o la temporada de floración.

Geranium sanguineum y G. sanguineum var. striatum | John A. Petyt

Pero en los jardines estas barreras se rompen y los híbridos surgen libremente. Esta tendencia se fomenta en el geranio, ya que el polen a menudo se libera antes de que la parte femenina de la flor sea receptiva, lo que aumenta la probabilidad de polinización cruzada. Donde dos o más geranios crecen juntos, a menudo surgen plántulas híbridas y muchas buenas plantas de jardín han surgido de esta manera, mientras que otras son el producto de un proceso de reproducción más deliberado.

Geranium x oxonianum | © Achim

Los programas de cría selectiva y la promiscuidad natural de la especie han dado lugar a la denominación de un gran número de variantes y varios cientos de nombres de cultivares. Los cruces conocidos en Geranium son tan variados que proporcionar nombres para todos ellos resultaría poco práctico y muy confuso. Además, las especies son tan promiscuas en los jardines que sería difícil aplicar los nombres de manera confiable. No obstante, cuando el mismo cruce ocurre repetidamente, se suele utilizar un epíteto botánico colectivo, o binomio híbrido, para toda la progenie derivada del cruce de dos padres. En fin, mejor andar de puntillas sobre esta cuestión y no discutir con vehemencia sobre la correcta identificación de un determinado cultivar de geranio ¿no os parece?

Reconociendo la estructura del geranio

A pesar de la gran variación dentro del género, los geranios tienen rasgos que les dan su aspecto característico y reconocible.

Geranium phaeum ‘Samobor’ | Brenda Dobbs

Hábito

La mayoría de los geranios producen una roseta de hojas basales de la que aparece una inflorescencia densa y erguida, aunque otros producen pocas hojas basales y tienen tallos largos y laxos que se mueven entre otras plantas.

Raíces

Los geranios generalmente se esparcen en portainjertos cortos y robustos, pero algunos tienen tubérculos o rizomas de propagación rápida.

Geranium sanguineum

Hojas

Las hojas basales son generalmente peludas y separadas en divisiones. Las divisiones son lobuladas y los lóbulos suelen ser dentados. El grado de división difiere significativamente: en especies de sitios soleados, como G. sanguineum, las hojas están profundamente cortadas, las de hábitats más sombríos tienen divisiones mucho menos profundas. Las hojas que nacen en los tallos de las flores están en su mayoría en pares y se vuelven más pequeñas a medida que se acercan al ápice.

Geranium wallichianum ‘Rozanne’

Flores

Aunque algo variable en tamaño, las flores simples y radialmente simétricas de las especies de geranio son bastante similares. Tienen 5 pétalos, generalmente en tonos de azul o rosa, y 5 sépalos con punta afilada llamada mucrón. Hay 10 anteras que a menudo liberan su polen antes de que los 5 estigmas se vuelvan receptivos, lo que fomenta la polinización cruzada.

Geranios en el jardín

Los geranios son un grupo de plantas de jardín resistentes y fáciles de cultivar y, como hemos visto hasta ahora, infinitamente variadas gracias a su facilidad de propagación, que ha dado como resultado un gran número de híbridos y selecciones disponibles para diferentes situaciones y estilos de jardín.

Geranium ‘Nimbus’ y Euphorbia characias ssp. wulfenii en el Gravel Garden de Chanticleer | © Chris Fehlhaber

Los geranios en conjunto tienen una temporada de floración que se extiende desde la primavera hasta el otoño.

En general, prefieren suelo fértil y húmedo en un lugar soleado, aunque algunas especies de geranios, como Geranium endressii y G. macrorrhizum, toleran la sombra clara y los suelos más secos.

En pleno verano, si recortamos la planta al nivel del suelo después de la floración, a menudo se puede obtener un segundo brote. Desde el frente de los bordes tienden a autosembrarse en el césped, por lo que es aconsejable cortarlos antes de que lo hagan.

Euphorbia, Stachys, Cynara cardunculus, Geranium ‘Johnsons blue’, Paeonia ‘Bethcar’ y Paeonia ‘Strephon’ en la bordura de herbáceas en el jardín amurallado de Bristmorton Hall | © Clive Nichols
Geranium phaeum ‘Chocolate chip’ y Salvia nemorosa | © RHS

Los geranios pueden verse afectados por un hongo conocido como Uromyces geranii. También pueden sufrir de mildiu (Peronospora conglomerata, mildiu del Geranium), así como gorgojo de la vid (Otiorhynchus sulcatus), especialmente cuando se cultivan en contenedores.

Los geranios son plantas que se cultivan mejor junto con otras especies. Son buenos compañeros los arbustos de hojas plateadas como Elaeagnus y plantas vivaces, como Hylotelephium o Eryngium, que extenderán la temporada de floración.

Geranium psilostemon | © RHS
Geranium ‘Jolly Bee’ en primer plano en la bordura de herbáceas del Real Jardín Botánico de Edimburgo | © RBGE

Hay diversos tipos de geranios que se adaptan a diferentes requerimientos y situaciones en al jardín. Geranios altos y bajos, ideales para borduras de herbáceas que, además, atraen visitas de abejas; más rastreros, que funcionan bien como cubresuelos; geranios para jardines de grava y tolerantes a la sequía, como Geranium sanguineum (código de sequía 4) e, incluso, algunos geranios que prosperan bien en macetas. Todo un universo por explorar, sin duda.

Geranium wallichianum ‘Rozanne’


TEMAS RELACIONADOS

Pin It on Pinterest