arbusto follaje Plantas Jardin plantas mediterráneas plantas tolerantes sequia

Xanthorrhoea glauca, una icónica planta australiana con interesante porte arquitectónico

Xanthorrhoea glauca
Xanthorrhoea glauca, una icónica planta australiana con interesante porte arquitectónico
Xanthorrhoea glauca

Una icónica planta australiana admirada por la escultural forma esférica que crea su follaje de textura fina y color verde grisáceo. Los rasgos característicos de Xanthorrhoea glauca proporcionan acento arquitectónico en diseños de jardín con plantación mediterránea y tolerante a la sequía. Al ser de crecimiento muy lento, son ideales para jardines pequeños.

Xanthorrhoea glauca es una planta perenne de larga vida de la familia Asphodelaceae, que con el tiempo adquiere porte arborescente. Es endémica de Australia, como lo son las 28 especies aceptadas del género Xanthorrhoea, con el que comparte otra de sus características: la de recuperarse rápidamente después de un incendio, ya que el crecimiento vivo se entierra dentro de las viejas bases de las hojas muertas, gracias a las reservas de almidón almacenadas en su tallo.

Originaria de las cordilleras rocosas del sureste de Australia, desde Queensland hasta Victoria, Xanthorrhoea glauca es una icónica y primordial planta de los aborígenes australianos, utilizada como fuente de alimento y para fabricación de diversas herramientas y de pegamento.

Xanthorrhoea glauca, una icónica planta australiana con interesante porte arquitectónico
Xanthorrhoea glauca

Sus vistosas hojas, más o menos esféricas y de color verde grisáceo, se desarrollan hasta alcanzar alrededor de 2 metros de largo, produciendo una llamativa exhibición de follaje, similar al de las gramíneas, que tiene un extraordinario valor ornamental en el diseño de jardines. Precisamente, ese característico follaje graminoide es lo que da a la especie su nombre común, grass tree, algo así como árbol de hierba o gramínea, a pesar de que no es ni un árbol ni una gramínea. Tampoco es una planta suculenta, aunque a veces puedan confundirse con ese grupo de plantas, ya que guardan un cierto parecido con algunas agaváceas, como ocurre con determinadas especies de los géneros Agave, Yucca y Dasylirion.

El tronco crece de 2 a 2,5 centímetros al año. Una lenta tasa de crecimiento que se compensa porque brinda satisfacción al jardinero que la cultiva durante décadas. Yo llevo admirando varios años un ejemplar que crece en el Jardín Botánico de Valencia y es realmente gratificante ver su desarrollo.

Xanthorrhoea glauca, una icónica planta australiana con interesante porte arquitectónico
Tallo floral después de la floración de Xanthorrhoea glauca (otoño)

Pueden tardar varios años en florecer. Claro que, cuando lo hacen (suele ser en primavera), llegan a ser espectaculares, ya que producen una espiga de hasta cuatro metros de largo, que se cubre de cientos de diminutas flores de color blanco cremoso. El néctar, polen y las semillas de las flores de Xathorrhoea glauca proporcionan abundante alimento para pájaros, insectos y mamíferos, que se suelen darse un festín con ellas. Al parecer, la floración no depende del fuego, pero sí estimula el proceso. Precisamente, esa capacidad para rebrotar después de un incendio y producir flores rápidamente, favorece la conservación de la fauna que vive en paisajes que se han quemado recientemente.  

Xanthorrhoea glauca en el jardín

Xanthorrhoea glauca no es una planta que suela verse fuera de los jardines de Australia, donde habitualmente se planta a pleno sol, aunque tolera una sombra ligera; en un suelo bien drenado, aireado y con un bajo contenido en nutrientes.

La mejor manera de cultivarla es a partir de semillas, aunque se requiere paciencia, ya que el crecimiento puede ser lento.

Una vez obtenida la planta, es muy importante tomar todas las precauciones para evitar perturbar su sensible sistema de raíces cuando vamos a plantarla. Hay que elegir bien el sitio, porque no admite bien el trasplante si decidimos cambiarla de ubicación. También se puede cultivar en maceta, con las mismas precauciones a la hora de plantarla y agregando arena o grava para mejorar el drenaje.

Xanthorrhoea glauca en las laderas orientadas a sur de Tremenheere Sculpture Garden | Foto: Tremenheere Sculpture Garden

Después de la plantación, debe mantenerse el riego diario durante el primer mes antes de reducirse lentamente. Una vez establecida, es tolerante a la sequía. Es cierto que el riego regular dará como resultado un crecimiento más rápido, pero también es posible que con ello la planta no llegue a ser tan tolerante a las condiciones adversas.

Una vez que se ha establecido, requiere poco mantenimiento. Las bases de las hojas se pueden recortar para exponer el tronco. Es poco susceptible a plagas y enfermedades, aunque puede sufrir alguna enfermedad fúngica si el drenaje del suelo es deficiente. En invierno, puede resistir entre 7-9ºC bajo cero.

Xanthorrhoea glauca es una planta que puede funcionar bien en jardines de grava, rocallas y plantaciones con especies de clima mediterráneo de escasos o nulos requerimientos hídricos. Además, su lenta tasa de crecimiento la hace ideal para crear acento en jardines pequeños, ya que llevará mucho tiempo superar cualquier jardín.



TEMAS RELACIONADOS

Pin It on Pinterest