Hortus Botanicus de Leiden y Carolus Clusius. La horticultura con mayúsculas | El Blog de La Tabla

28 febrero 2016

Hortus Botanicus de Leiden y Carolus Clusius. La horticultura con mayúsculas




Humanista, médico y botánico, Carolus Clusius, o Charles de L'Ecluse (1526-1609), fue uno de los  responsables de la introducción del tulipán de los Países Bajos, así como la transformación de jardines en ese país y en toda Europa. De hecho, han llegado a describirlo como el padre de todos los bellos jardines de Europa.

Foto expedia.be


Carolus Clusius 

También está considerado como el creador de uno de los primeros jardines botánicos de Europa en Leiden, así como uno de los fundadores de la horticultura, siendo, también, de los primeros en realizar descripciones realmente científicas de plantas.

Hablamos de una época en la que la Botánica se estaba convirtiendo en una disciplina por derecho propio y dejaba de ser considerada una rama de la medicina. Las plantas comenzaban a tener interés, más allá de sus propiedades medicinales o culinarias.  Clusius fue uno de los primeros que empezó a reconocer las plantas por su propio valor, su belleza, además de su utilidad. Tal vez a la inversa de lo que sucede actualmente, donde el valor ornamental de las plantas eclipsó en su día la utilidad de éstas. Afortunadamente esos valores se equilibran y poco a poco se recupera la sabiduría botánica y la utilidad de las plantas.

En 1573 fue invitado por el emperador romano Maximiliano II para establecer un jardín botánico (Hortus Botanicus) en la capital en Viena. Le entregaron algunos bulbos y semillas del año anterior, aún a pesar de que él poseía sus propios tulipanes.

Clusius fue despedido en 1577, y en el otoño de 1593, aceptó un puesto en la Universidad de Leiden como profesor honorario de Botánica, para lo que tuvo que supervisar la creación de un jardín botánico,  Hortus Botanicus Leiden, el  jardín botánico más antiguo de Holanda, y uno de los más antiguos del mundo. Llevó consigo su propia colección de bulbos de tulipán. En la siguiente primavera, en 1594, florecerían los primeros tulipanes en el norte de Holanda.




Hortus Botanicus Leiden

Nos acercamos a una época, la Edad de Oro, en la que la fiebre de los tulipanes (ver la entrada sobre tulipomanía) no resultó ajena a ese jardín, donde fueron robados numerosos ejemplares de tulipanes entre 1580 y 1584 con el fin de revenderlos y hacer negocio fácil. En la mayoría de los casos eran los propios empleados quienes robaban los bulbos para venderlos a personas de la nobleza que, cuyas flores lucían posteriormente en sus flamantes jardines. Los robos y pérdidas se sucedieron en años posteriores. Los tulipanes no crecieron en ese jardín botánico, pero se extendieron y florecieron a lo largo de los Países Bajos.

Como médico de la corte y director del jardín imperial, Clusius viajó por toda Europa en busca de nuevos ejemplares. Escribió sobre el tulipán, sobre la flora de España y Portugal, sobre las plantas de Austria y HungríaHoy en día, la abreviatura Clus. se emplea para indicar a Carolus Clusius como autoridad en la descripción y clasificación científica de los vegetales.

El jardín botánico se encuentra en el Suroeste de la parte histórica de la ciudad, entre el edificio de la Academia y el Observatorio de Leiden. Está administrado por la Universidad de Leiden. Forma parte como miembro del BGCI, y su código de reconocimiento internacional como institución botánica, así como las siglas de su herbario es L.

Desde un punto de vista científico, el Hortus de Leiden es conocido por sus colecciones de Araceae asiáticas, entre las que se encuentra Amorphophallus titanum (os recomiendo echar un vistazo al artículo sobre su floración el Jardín Botánico de Chicago el pasado verano); Hoya, Dischidia, orquídeas asiáticas y helechos. Pero los conocimientos de Clusius, así como sus contactos internacionales, le permitieron hacer una extensa colección de plantas, entre las que cabe destacar el Laburnum anagyroides, plantado en 1601, el Tulípero (Liriodendron tulipifera) en el 1682 y el ginkgo (Ginkgo biloba) del 1785.

Son especialmente atractivos para los visitantes Los invernaderos con Victoria amazonica y otras plantas tropicales, así como la Orangerie conteniendo la gran colección de plantas sub-tropicales. El llamado "Jardín Clusius" es una recreación realizada en el  año 1931 (remozado en 1990) de los jardines originales de Clusius, que se ha diseñado a partir de la lista de plantas que tenía a finales del siglo XVI.

Pero la ubicación de este jardín botánico nos lleva a otra aventura que comentaré en otra ocasión. De momento nos quedamos con los tulipanes, que pronto empezarán a asomar en muchos jardines del mundo y muy especialmente en los Países Bajos: Keukenhof o Tulp Festival

Foto expedia.be

Foto expedia.be

Foto expedia.be

Foto expedia.be

Foto expedia.be

Foto expedia.be




Foto expedia.be








CONTENIDO RELACIONADO