Bulbo flor otoño bulbos Crocus plantas flor otoño Plantas Jardin

Crocus speciosus, flores de otoño en el jardín o en macetas

Crocus speciosus variedades de jardín
Crocus speciosus, variedades hortícolas de jardín de planta bulbosa con flores en otoño; una especie de Crocus (también llamado azafran)
Variedades hortícolas de Crocus speciosus, planta bulbosa con flores de otoño en el jardín

Al hablar de flores de Crocus, nuestra mente viaja al comienzo de la primavera. Pero hay otras especies que, junto con el popular azafrán (Crocus sativus) florecen en otoño. Entre ellas se encuentra Crocus speciosus y sus cultivares de jardín.

Sin duda, muchas especies y variedades hortícolas del género Crocus se convierten, junto con tulipanes y narcisos, en las plantas bulbosas más comunes. Se plantan en masa en parques y jardines, donde florecen a lo largo de la primavera. Pero hay otras especies de plantas bulbosas con bellas flores que se pueden disfrutar en los jardines también en otoño. Entre ellas está, por ejemplo, Crocus speciosus y sus variedades de jardín.

Crocus speciosus

 El Género Crocus lo integran unas 250 especies de plantas herbáceas perennes de hoja caduca que crecen a partir de un cormo, y cuyas flores pueden aparecer en otoño, invierno o primavera, según la especie y el cultivar.

Entre ellas hoy quería detenerme en Crocus speciosus, una especie originaria de Turquía, el Cáucaso e Irán, donde crece en bosques y laderas abiertas, con inviernos fríos y veranos cálidos, a veces lluviosos.

Flor de Crocus speciosus
Flor de Crocus speciosus | © RHS

Las flores en forma de copa de Crocus speciosus aparecen en otoño (de septiembre a noviembre). Tienen pétalos de color violeta azulado con vetas de color azul profundo y estambres de color amarillo mostaza. Tras las flores, aparecen las hojas angostas de color verde.

La planta alcanza una altura de unos 10-15 centímetros, dependiendo del cultivar. Se naturaliza fácilmente, por lo que es fácil verla regresar año tras año en otoño, pudiendo llegar a crear grandes colonias en jardines de casi toda Europa.

Flores de otoño en el jardín

Los cormos de Crocus speciosus florecen en otoño. Si los plantamos antes de septiembre, es posible verlos en flor ese mismo año, en otoño, cuando aparecen los primeros días de frío. De cualquier manera, lo ideal es plantarlos entre septiembre y principios de octubre, obteniéndose las flores en el siguiente otoño. En el caso de que se planten más tarde, entre octubre y diciembre, habrá que esperar hasta el segundo año para verlos florecer.


Ver también ►► Plantas bulbosas que florecen en otoño: Colchicum


Aunque Crocus speciosus tolera la media sombra, florece mejor si lo situamos a pleno sol. Prefiere suelo arenoso y bien drenado, por lo tanto, si la tierra del jardín es demasiado pesada, conviene añadir arena al plantar. No necesita protección para las heladas y es generalmente, una planta libre de enfermedades o plagas.

Los cormos se deben enterrar a 10 centímetros de profundidad y una separación de 8 centímetros, con una densidad de plantación de 100-150 cormos por metro cuadrado.

En el caso de estar interesados en que se naturalicen y se multipliquen en el jardín, después de la floración, hay que dejar que las hojas y el tallo mueran por completo, o se vuelvan amarillos, antes de extraer el cormo, ya que esto permite alimentar el bulbo para el próximo año.

Flores en otoño de Crocus speciosus
Flores en otoño de Crocus speciosus | © Verberghe

En el caso de querer reproducirlos para poder cultivarlos en otro lugar, existen dos opciones: reproducirlo por semillas, sembrándolas en macetas en un marco frío; o extrayendo los cormos cuando están inactivos.  

En lo que se refiere a los posibles usos de Crocus speciosus, si tenemos espacio en el suelo del jardín, estas plantas bulbosas de floración otoñal son ideales para los jardines de grava, rocallas, borduras y parterres de flores.

Cultivo en maceta de Crocus speciosus ‘Albus’, con flores de color blanco puro en otoño
Cultivo en maceta de Crocus speciosus ‘Albus’, cultivar con flores de color blanco puro en otoño | © Verberghe

Al tener flores abiertas, resulta fácil para abejas y mariposas acceder a su néctar y polen, por lo que son plantas ideales para jardines de vida silvestre, diseñados para favorecer la biodiversidad.


Ver también ►► 10 plantas bulbosas que favorecen la biodiversidad en el jardín al final del invierno y en primavera


También son excelentes para cultivar en macetas y contenedores, si queremos verlas crecer en el patio, porche, terraza o balcón.

Cultivares de Crocus speciosus

Crocus speciosus ‘Conqueror’ con flores de color azul violeta intenso en otoño | © Ververghe
Crocus speciosus ‘Cassiope’ con flores azul violeta | © Verberghe
Crocus speciosus ‘Albus’, con flores de color blanco puro en otoño | © Verberghe
Crocus speciosus ‘Aitchinsonii’, con flores de color azul en otoño | © Verberghe
Crocus speciosus ‘Artabir’, con flores de color azul claro en otoño | © Verberghe
Crocus speciosus ‘Semedo’, con flores de color azul en otoño | © Verberghe


TEMAS RELACIONADOS

Pin It on Pinterest