Jardines España Jardines Históricos Mallorca

Jardines de Alfabia en Mallorca, próximo destino de Jardines con Historia

Jardines de Alfabia, Mallorca
Jardines de Alfabia en Mallorca | © Udo

Los Jardines de Alfabia, en la falda de la sierra de Tramuntana en Mallorca, son jardines históricos cuyos orígenes se remontan al siglo XIII, donde se funden rasgos de estilo árabe con elementos característicos de los jardines paisajísticos barrocos formales y románticos posteriores. Una amalgama de estilos perfectamente integrado en su extraordinario entorno natural.

El próximo sábado 14 de mayo se emite el cuarto capítulo de la segunda temporada de Jardines con Historia, el espacio de La2 de RTVE dedicado a la historia y a la botánica, una serie dirigida por Sonia Tercero Ramiro que recorre jardines emblemáticos, públicos y privados, herederos de diferentes estilos y periodos históricos, que conforman la dimensión paisajística de los bienes culturales del patrimonio vegetal nacional.

Portón de entrada a los jardines de Alfabia, Mallorca | © Sergey Tkachev

En esta ocasión, Arturo Franco nos lleva a los Jardines de Alfabia, declarados conjunto histórico-artístico en el año 1954 y patrimonio inmaterial de la UNESCO desde 2011, donde se funden armónicamente tres estilos: árabe, italiano e inglés.

Jardines de Alfabia

Los orígenes de Alfabia se remontan la Edad Media. Estos terrenos fueron una antigua alquería árabe, propiedad de un personaje poderoso en la isla: el visir Ben Abet. Hoy en día, es un conjunto de casa, jardín y huerto que han conservado gran parte de su carácter morisco.

Con una mezcla de características de los siglos XV, XVII y XIX, el diseño actual contiene tanto un canal con chorros de agua entrecruzados, como adiciones de jardines paisajísticos barrocos formales y románticos posteriores.

© Julian Weyer

Cuando el Rey Jaime I de Aragón conquistó Mallorca, Ben Abet supo adaptarse a la nueva situación política de la isla. Se convirtió al cristianismo y ayudó al rey en su conquista. Ben Abet pudo conservar sus privilegios y mantuvo esta finca. En los siguientes años a la conquista, el señor de Alfabia fue Joan Bennàssar, el nombre cristiano del hijo de Ben Abet. Y así se creó la casta mallorquina de los Bennàssar, que ha llegado hasta nuestra época.

Una casa señorial (possesiò) de Mallorca

Los jardines históricos de esta antigua finca rústica tienen la herencia hispanoárabe común en Mallorca. El acceso consiste en una amplia avenida, o paseo de salón romano, con tres carriles de grandes plátanos, que llega hasta la clastra (patio interior).

Escultura de uno de los dos leones de piedra que custodian una pequeña fuente y un aljibe cubierto por una bóveda de medio cañón en los Jardines de Alfabia en Mallorca | © Nadja MH

Junto al jardín, las casa señorial de campo mallorquina de Alfabia es considerada la única posesión (possesiò en catalán) de Mallorca cuya propiedad fue transmitida de padres a hijos, desde antes incluso de la conquista. Tal y como comenté al hablar de los jardines de Raixa, la possesiò es un tipo de hábitat rural disperso que consta de zona de viviendas y otras dependencias para la explotación agrícola, con terrazas y tierras dedicadas al cultivo de cítricos y otros árboles frutales. Algo similar a las masías en Cataluña, los caseríos en Euskadi, los pazos en Galicia o los cortijos en Andalucía.

Portón de entrada a la casa histórica y los Jardines de Alfabia en Mallorca | © Jardines de Alfabia

El centro de funcionamiento y hábitat de las posesiones eran las casas, denominadas en plural porque estaban compuestas por varios edificios o bloques estructurales, alrededor de un patio interior empedrado (clastra), que funciona como un espacio distribuidor, a partir del cual se organizan las distintas partes del conjunto arquitectónico y facilita el acceso a las zonas de vivienda, a la capilla o a las dependencias de la explotación como la bodega o la almazara.

Pérgola con glicinias (Wisteria sp.) en los Jardines de Alfabia en Mallorca | © Graham

En la época renacentista, los nobles quisieron impregnar de cierto lujo y riqueza a este tipo de jardines, llevando a cabo algunos cambios. Posteriormente, a mediados del siglo XIX, el influjo del paisajismo inglés dejó su huella en el frondoso y umbrío ‘Jardinet de la Reina’, una parte del jardín que se remodeló con motivo de la estancia de la Reina Isabell II en Alfabia.

Desde las estancias interiores de Alfabia se accede al patio interior empedrado y decorado con una fuente; una pequeña capilla, así como a los establos, un pozo y a la almazara.

Nenúfares, palmeras y plantas mediterráneas

En Alfabia, los huertos escalonados organizados en paratas han sido alterados con posteriores restauraciones entre los siglos XVII y XIX.

Más allá de esa zona, en la parte posterior de la vivienda, se encuentra un jardín donde predominan los senderos sinuosos. Los canales de agua recorren todo ese jardín, que acoge grandes árboles y una importante colección de arbustos y palmeras alrededor de un estanque.

Palmeras en los Jardines de Alfabia, Mallorca | © Udo
Jardines de Alfabia, Mallorca | © Udo
Amplias escaleras bordeadas por setos bajos y palmeras en los Jardines de Alfabia, Mallorca | © Julian Weyer

Al final de una avenida bordeada de palmeras se encuentra la fachada que da acceso al elemento más emblemático del jardín: la pérgola con sus juegos de agua, reconstruida a principios del siglo XVIII. Los numerosos surtidores cruzan las aguas entre sí, creando un efecto de brillo y murmullo que se convierte en un regalo para los sentidos.

Pérgola de 72 columnas | © Jardines de Alfabia

La mitad de ese recorrido lo adornan veinticuatro hidrias de piedra (vasijas de cerámica de la Antigua Grecia usadas para contener agua, que se caracterizan por tener tres asas, dos paralelas y pequeñas en el vientre del recipiente para verter el agua; y una tercera mayor y vertical, situada en el cuello, para su transporte).

Pérgola de 72 columnas con sus juegos de agua, reconstruida a principios del siglo XVIII, donde los numerosos surtidores cruzan las aguas entre sí | Jardines de Alfabia, Mallorca | © Toni Coll
Estanque con nenúfares en los Jardines de Alfabia, Mallorca | © Virginia Giné

El jardín inferior, de aire tropical, tiene un estanque con nenúfares y está plantado con gran variedad de palmeras, entre las que no faltan los palmitos o garballons (Chamaerops humilis), palmeras enanas que se distribuye por las regiones secas a lo largo de la costa mediterránea, desde Italia hacia el oeste, pero excluyendo a Francia. Es común en las costas mediterráneas de España, sobre todo en las de Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Islas Baleares; y el norte de Marruecos.

Jardines con Historia

La serie Jardines con Historia cuenta con el asesoramiento de la historiadora y paisajista Mónica Luengo y el botánico Javier González García de Ángela, así como con la dirección de fotografía de Ignacio Giménez-Rico, los guiones de Belén Sevillano, Jordi Farga, Rafa Alberola y Silvia Hererros de Tejada, la realización y montaje de Joakim Yuke Ward y Victoria Oliver Farner, la dirección de producción de Mariona Tella y la sintonía de Jeansy Aúz.

Arturo Franco en los Jardines de Alfabia | © Time Zone Producciones (Jardines con Historia)

En este episodio, Arturo Franco nos presenta a Jaume LLabrés, investigador y autor de varios libros sobre el patrimonio monumental de Mallorca y sus jardines; Cristina Zaforteza, directora de los Jardines de Alfabia, propiedad de su familia desde su origen; y Bartomeu Deyá, miembro de una familia históricamente vinculada al cultivo del olivo y a la producción de aceite en la Sierra de Tramuntana.

Fecha de emisión: sábado 14 de mayo a las 18:00 en La 2 de RTVE. Una vez finalizada la emisión de cada capítulo, también podrá verse online en el sitio web Play de RTVE.

Fotos: Flickr y Jardines de Alfabia



Os recuerdo que podéis acceder a todos los episodios de la primera temporada de Jardines con Historia en este enlace de la web de Televisión Española

TEMAS RELACIONADOS

Pin It on Pinterest