Llama la atención porque se pueden apreciar, desde una distancia considerable, sus grandes flores amarillas, tipo margarita, que sitúan a esta planta herbácea perenne dentro de la familia Asteraceae.



Es el segundo verano que la veo florecer de forma llamativa en el Jardín Botánico de Valencia. A decir verdad, cuando lo visité hace un par de semanas, la busqué, confiando en tener la oportunidad de volver a verla en flor.

Silphium perfoliatumes nativa del centro-este de Canadá hasta el sureste de Estados Unidos, donde progresa en áreas de bosques bajos y matorrales y en praderas.  Su crecimiento es rápido y puede establecer colonias debido al sistema de raíz pivotante y rizomas poco profundos que posee. Esto hace necesario contar con el espacio suficiente en el jardín, puesto que llega a alcanzar de 4 a 8 metros de altura y entre 1 y 3 metros de ancho.


Crece mejor en terrenos arenosos húmedos, a pleno sol. Tolera situaciones climáticas extremas y tiene requerimientos hídricos moderados. Lo más peculiar es la disposición de sus hojas, reunidas en forma de copa (de ahí su nombre común en inglés –Cup Plant-) que recogen el agua de lluvia, de la que posteriormente beberán algunos pájaros. También atrae insectos polinizadores, entre ellos abejas y mariposas. De Junio a Septiembre florece y espero acudir cada verano para seguir de cerca su progreso.

Silphium perfoliatumL.
Género: Silphium 
Familia: Asteraceae


Tweet

Pin It on Pinterest