Hoteles para insectos


El hábitat natural de muchos insectos está quedando muy reducido, hasta el punto de que diversas especies, como algunas de las abejas silvestres, están en peligro de extinción e incluidas en la Lista roja. Avispas, abejas, abejorros, mariquitas y otros insectos tienen un papel primordial en el equilibrio ecológico y, por ello, no es de extrañar que una tendencia que comenzó en los años 90 del siglo pasado, cobre cada vez más sentido en nuestros días. Me refiero a los hoteles para insectos, también llamados cajas de insectos o asilos de insectos.


Para construirlos entra en juego, como casi todo en la vida, una gran dosis de creatividad. Ellos tienen mucha más que nosotros, de modo que se trata básicamente de imitarles. Si se cuelan por los barrotes huecos de la ventana, significa que también pueden valer varias cañas de bambú,  que se atan y cuelgan, consiguiendo un magnífico hotel para tus diminutos huéspedes, bueno tal vez eso sea un hostal. Un simple corte redondo de tronco con agujeros también nos sirve. Pero podemos llegar a construir un ‘hotel de cinco estrellas” a base de listones de madera que crearán compartimentos. Allí alojaremos materiales adecuados para acomodar, en épocas de especial dificultad, a los diferentes tipos de insectos que queramos atraer.

No es demasiado difícil, hay maneras muy divertidas de construirlos De este modo se facilitará la  polinización y el control de enfermedades en nuestros cultivos. Para conocer más detalles acerca de la ubicación, el tipo de materiales y otros aspectos,  os dejo el enlace de Wikipedia sobre los hoteles de insectos que puede servir como punto de partida.

Mientras tanto, aquí tenéis  unas cuantas imágenes que incluyen casas para jardines privados e, incluso, diseños más sofisticados para ser ubicados en las ciudades, en parques y escuelas. Creo que es evidente que todas ellas sugieren que no es tan complicado conseguir que, en épocas de adversidad, haya  viviendas para todos, incluidos los seres más diminutos.


Beehotel


Gite à insectes (Bugs house), parc de bercy, Paris


Bee hotel


Die Garten Tulln 2008 ausstattung insektenreihenhaus 2008-05


The largest bluetit larder in the world


Insect Hotel


Rutland Water


Hotel for insects


Bug hotel open for business


Insect hotel


insect hotel SBB Netherlands, detail


INSECT HOUSE


Insect hotel


Wildbienenhotel


Imagenes via Flickr. 
Cada imagen tiene el correspondiente enlace a su autor. 
No está permitido copiar ls imágenes si no incluyen dicho enlace.



Comentarios

  1. Creo que no hay que llegar a los extremos. Has sentido la picadura de cuatro abejas al mismo tiempo, correr al hospital porque te ahogabas? Seguro que ellas estaban en su medio y yo estaba en el mío. Los romanticismos están bien pero no hay que llevarlos al límite. Seguro eque estas "bellezas" estás hechas por un urbanita. Saludos, no nos pasemos, y se que cada día hay menos polinizadores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento mucho que esta entrada te haya hecho recordar un momento tan doloroso. Me gustaría aclarar que no hay ningún enfoque romántico en este artículo, independientemente de que haya seleccionado las imágenes más atractivas. He dejado el enlace como punto de partida, precisamente para que los lectores puedan informarse de los detalles de esta práctica, busquen información y si deciden hacerlo, que sea con criterio. Confío en que la próxima entrada te guste y sigas por aquí. Un saludo y hasta pronto.

      Eliminar
  2. Me encanta este artículo, voy a pensar en construir uno pequeño en mi terraza. mil gracias

    ResponderEliminar
  3. lindo y práctico en estas épocas que todo se acaba con insecticidas y otros. Debemos atraer a las abejas como primera necesidad creo yo y otras que son muy eficientes en el jardín. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Yo empecé hace poco y de momento no hay huéspedes. Espero que funcione y polinicen mi huerto ecológico.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada