Alternativas a la hierba de la Pampa: Stipa tenacissima | El Blog de La Tabla

20 enero 2014

Alternativas a la hierba de la Pampa: Stipa tenacissima




Porte herbáceo, hojas perennes, con una altura entre 1 a 1,5 metros y entre 0,8 y 1,2 metros de ancho. Se trata de una gramínea con hojas estrechas, largas y rígidas que se enrollan sobre sí mismas hasta el punto de parecer cilíndricas y forma matas redondeadas en grandes extensiones, llamadas espartales.  Resultan especialmente vistosas sus espigas de color blanquecino y su crecimiento escultural. Florece en primavera, prefiere situaciones soleadas y suelos pobres y drenados, siendo muy tolerante a la sequía.

Hablamos de la Stipa tenacissima (sin. Macrochloa tenacissima Kunth.) y, con esa descripción, podría ser una buena  alternativa a plantas como la hierba de la Pampa (Cortadeira selloana) de la que hablamos aquí, cuya colonización, según investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), se ve incluso favorecida por el fuego en las regiones mediterráneas.


Utilizar flora autóctona no solamente contribuye a evitar la introducción de especies exóticas que puedan resultar invasoras, sino que supone una garantía para el éxito de un jardín,  puesto que se adaptan mejor y su mantenimiento es más sencillo. Si vamos a utilizar plantas exóticas, los expertos aconsejan el uso de híbridos o variedades estériles.

En el manual técnico “Jardinería mediterránea sin especies invasoras”   que publica la Generalitat Valenciana, se señala a la Stipa tenacissima como una gramínea apta para sustituir a la Cortadeira selloana en nuevas plantaciones.

Un dato curioso es que en el sur y sureste de la Comunidad de Madrid el esparto o atocha (como se suele llamar a la Stipa tenacissima) crece sobre suelos calcáreos, llegando a formar paisajes esteparios que avanzan hasta las mismas puertas de la  ciudad,  en el prado de nuestra Señora de Atocha. Según he podido leer en un libro editado por el Real Jardín Botánico ,  ése podría ser  el origen del topónimo Atocha,  ya que el subsuelo de esa zona de Madrid,  donde se encuentra ubicado el jardín,  está formado por suelos calcáreos y yesíferos que favorecen el desarrollo de estas gramíneas.








De sus  hojas (parecidas a las de la enea) se obtiene el esparto y cuando éstas se siegan se hace con cuidado para que no se destruya la planta y dé muchas más hojas en sucesivos años. Con esparto se han fabricado desde antiguo numerosos objetos  presentes en todas las casas (esteras, persianas, espuertas,  las cubiertas de las garrafas y muchos más). De un modo u otro,  la Stipa tenacissima siempre ha estado cerca de nosotros, especialmente en las zonas más áridas de la península Ibérica.









TAL VEZ TE INTERESE

► La cara y cruz de la hierba de la pampa
► Madera del desierto. Reutilizando pitas
► Agave americana marginata
► Son grandes las chumberas


CONTENIDO RELACIONADO