Edgeworthia chrysantha en el bosque (encantado) y en el jardín de invierno



Sus racimos de flores amarillas altamente fragantes surgen desde febrero hasta el comienzo de la primavera, por lo que suele utilizarse como una planta focal de invierno, siendo muy solicitada para jardines de sombra en climas templados


Edgeworthia chrysantha

Edgeworthia chrysantha es un arbusto conocido comúnmente como arbusto de papel oriental porque su corteza es de gran valor para la fabricación de papel de alta calidad en Japón, que incluyen papel tapiz y papeles decorativos japoneses para pared. Pero en realidad son sus flores perfumadas las que le han dado un atractivo más amplio, siendo esta especie la más común de las cuatro que forman el género Edgeworthia y la más cultivada para jardinería. Por su apariencia y fragancia está estrechamente relacionada con Daphne, otro de los arbustos ampliamente cultivado en el jardín de invierno.


En la naturaleza

Esta especie de la familia Thymelaeaceae es nativa del sur y este de China y probablemente fue introducida en Corea y Japón, donde se cultiva desde finales del siglo XVI; así como en el estado de Georgia (Estados Unidos). Su hábitat lo forman bosques, laderas arbustivas, suelo arenoso seco; desde zonas costeras hasta arroyos en valles de montaña.

Encontré unas fotos extraordinarias que muestran colonias de Edgeworthia chrysantha creciendo en su hábitat en el inicio de la primavera. Si ya me encantaba ver este arbusto incluido en la plantación de algunos jardines de invierno, me atrajo mucho más descubrir sus flores salpicando de delicado color los bosques de cedros en la Prefactura de Oita, localizada en la región de Kyūshū en Japón. 




Es cierto que los bosques suelen estar envueltos de cierta magia, claro que, cuando bajo los soberbios árboles asoman grandes masas de flores el hechizo se intensifica y es entonces cuando podemos llegar a pensar que ese bosque está encantado.


En el jardín

Una vez que hemos salido de ese hechizo, podemos comprobar que Edgeworthia chrysantha también se cultiva ampliamente como un arbusto ornamental en climas templados y es especialmente popular en los jardines boscosos, en borduras mixtas y en plantaciones en masa.


Edgeworthia chrysantha es un arbusto de hoja caduca que alcanza hasta 1,5 m de alto y ancho, con numerosos tallos verticales que exhiben ramificaciones tricotómicas (ramificaciones en tres), lo cual es inusual en las plantas con flores (angiospermas).

Las flores, dulcemente perfumadas y tubulares, tienen entre 13-20 mm de largo y forman densas cabezas que aparecen en racimos en las puntas de los tallos desnudos, desde finales del invierno hasta principios de la primavera (febrero a abril). Suelen ser de color amarillo cremoso, pero también hay formas de color amarillo intenso y naranja rojizo. Los frutos son purpúreos y en su mayoría cubiertas por restos de la flor.
Las hojas aparecen después de las flores y son estrechamente oblanceoladas (en forma de lanza con un ápice redondeado y base cónica), con pelos suaves y sedosos.

Se debe cultivar en suelo húmedo y bien drenado, en una posición protegida y parcialmente sombreada. No obstante, se puede obtener una floración óptima si se le proporcionan más horas de sol. Tolera temperaturas de hasta -5ºC, pero en áreas más frías también se puede cultivar con buenos resultados situando estos arbustos contra una pared orientada al oeste o al sur. Crece mejor en suelos ácidos, aunque tolera condiciones casi neutras.

Apenas requiere poda, pero si queremos hacer una poda ligera para mantener el tamaño y la forma deseados, tiene que hacerse en primavera, después de que se haya completado la floración. También ese el momento óptimo para cortar las ramas estropeadas o enredadas.

Es, sin duda, un interesante arbusto para incluir en la plantación del jardín de invierno, una gran planta que rara vez sucumbe a las plagas y enfermedades.


PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA