Cultivo de bulbos de flor de verano en macetas y contenedores

Lirio de piña (Eucomis) cultivado en maceta | iBulb


Una plantación con un gran número de bulbos de flor de verano puede ser impresionante, pero no siempre se necesitan cientos de ellos para crear un efecto especial. Las macetas y contenedores también pueden ser grandes aliadas para el cultivo de bulbos de flor de verano. Si tenemos en cuenta una serie de consideraciones, plantándolos en primavera, podemos disfrutar de sus flores durante el verano y principios de otoño, consiguiendo un ambiente veraniego en la terraza, patio o balcón.



Los jardineros llevan miles de años cultivando bulbos en macetas y otros contenedores. Las razones principales son que, de este modo, se puede disfrutar de la fragancia y belleza de sus flores al poder tenerlas más cerca. Además, nos permite renovar el aspecto de nuestro jardín cada año, incluso, atrevernos con bulbos que requieren cuidados especiales.

Dahlia 'Yellow Star', Begonia 'Frivole Lime', Dahlia 'Meline Fleur' |  iBulb
 
Del mismo modo que podemos cultivar con éxito bulbos de flor de primavera en macetas y contenedores, existen una serie de bulbos de flor de verano que también aceptan su cultivo en maceta, ofreciendo además un buen surtido de color y en algunos casos fragancia. Begonias (Begonia), dalias (Dahlia), gladiolos (Gladiolus), azucenas (Lilium), calas (Zantedeschia) o lirios de piña (Eucomis) son solo algunas de las plantas bulbosas que podemos cultivar en maceta para poder disfrutar de sus flores durante el verano, en muchos casos ricas en néctar y polen, por lo que recibirán muchas visitas de abejas y mariposas.

Suelen ser plantas amantes del calor que crecen mejor en suelos cálidos, por lo que cultivar bulbos de verano en contenedores es una excelente manera de darles el calor adicional que necesitan para prosperar adecuadamente.

Las macetas con bulbos de verano pueden ayudar a crear un ambiente veraniego en el porche, terraza, patio o balcón, donde crecerán felices siempre que les proporcionemos una situación soleada o tengan al menos algunas horas de sol, dependiendo de los requerimientos de cada especie. Además, vienen muy bien para cubrir los espacios vacíos que suele haber en las borduras mixtas a finales del verano.

Zantedeschia 'Golden Nugget' | iBulb

Begonia 'Frivola Lime' | iBulb
 
Sea cual sea el destino de esas macetas o cualquier tipo de contenedor, lo primero que hay que recordar es que los bulbos de verano se empiezan a plantar a partir de abril, cuando ya no hay posibilidad de que haya heladas. Si la temperatura no acompaña y el riesgo de heladas persiste, es mejor esperar, al fin y al cabo, pueden plantarse bulbos de verano con éxito hasta finales de mayo o principios de junio.

En ese espacio que nosotros inventamos, una elección equivocada de tipo de sustrato; las temperaturas extremas o un par de días sin agua puede marcar la diferencia entre el éxito y la decepción en nuestro cultivo. Por eso, es conveniente asegurarnos de que vamos a crear un ambiente artificial lo más parecido al que tendrían los bulbos si los enterramos en el suelo.

Elegir la maceta con buen drenaje

El requisito que no debemos obviar nunca es que la maceta debe tener orificios de drenaje en la base. A partir de ahí, el abanico de posibilidades para elegir macetas o contendedores donde plantar los bulbos es grande y todo va a depender de nuestros propios gustos y del lugar donde queremos ubicar el contenedor.

Dahlia 'Trucella' y Lilium 'Tiny Moon' | iBulb

 Gladiolus 'Milka' y Anemone 'Honorine Jobert' | iBulb
 
También podemos optar por utilizar una maceta de cultivo de plástico y, cuando los bulbos comienzan a florecer, colocar la macetas dentro de otra maceta o contenedor decorativo. Como regla general, la maceta debe ser de 1/3 a 1/2 del tamaño de la planta, cuando esté completamente desarrollada.

Sustrato

Incluso el mejor suelo para jardín es generalmente demasiado pesado o denso para cultivar bulbos en macetas. Muchos sustratos recomendados para macetas también pueden causar problemas. Lo recomendable es utilizar un sustrato relativamente poroso y de rápido drenaje, con un buen porcentaje de corteza de pino o vermiculita.

Plantar los bulbos poco profundos y juntos

Los bulbos en macetas se suelen plantar mucho más juntos y menos profundos que los que se plantan en el suelo, salvo que los contenedores que utilicemos sean muy grandes, casi similares a los de una cama en el jardín, en cuyo caso habrá que seguir las indicaciones estándar de profundidad o espacio a la hora de plantar los bulbos en macetas.

Lo importante es que dejemos tanto espacio como sea posible para el crecimiento de la raíz. Por ello, es aconsejable que se planten los bulbos para que estén cerca, pero no se toquen, y con sus puntas justo debajo de la superficie del sustrato.

Cuidados

Algunos bulbos de verano crecen mejor a pleno sol, como dalias, canas, lirios o gladiolos; mientras que otros prefieren la sombra parcial, como las begonias. Los amantes del sol deben recibir al menos 8 horas de luz solar directa todos los días. En la mayoría de los casos, el sol todo el día es ideal, aunque en climas cálidos sus plantas apreciarán un poco de sombra por la tarde.

Dahlia 'White Deco' y Gladiolus 'Essential White' | iBulb

Gladiolus 'Adrenalin', Lilium 'Tiny Moon', Zantedeschia 'Cherry Kiss' |  iBulb

Zantedeschia 'Cherry Kiss' y Lilium 'Tiny Moon' | iBulb

En climas cálidos y soleados, es posible que las plantas en contenedores deban regarse todos los días para mantener el cepellón húmedo. En climas lluviosos, podemos elevar las macetas o contenedores situándolas sobre ladrillos o patas de maceta para fomentar un buen drenaje. Podemos utilizar un fertilizante universal líquido cada 2 o 3 semanas durante la temporada de crecimiento, lo que ayudará a mantener un crecimiento rápido y fomentará una floración abundante.

Algunas plantas como dalia, azucenas o gladiolos suelen necesitar algún tipo de estaca o soporte para sujetar los tallos florales. Incluso con apoyo, es mejor colocar estas plantas donde estén protegidas de los fuertes vientos.

Los bulbos de verano son vulnerables a las heladas, así que debemos desenterrarlos en otoño y guardarlos o comprar nuevos en primavera. Ver: plantando y guardando bulbos.

Begonia 'Frivola Lime' y Zantedeschia 'Odessa' | iBulb

TEMAS RELACIONADOS

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado