Globularia alypum para jardines de bajo mantenimiento




Hay quien opina que los capítulos de las plantas de la especie Globularia Alypum son muy persistentes, por lo que una vez pasado el período de floración se mantienen secos sobre la planta y conviene eliminarlos para que no le resten valor ornamental.


El que tuvo, retuvo | el marrón también es un color

Sin embargo, ha cambiado mucho la consideración de lo que merece la pena conservar o no en el jardín. También se ha modificado la forma de disfrutar de él. Las cuatro estaciones cada vez tienen más atractivos y el ya popular concepto de Piet Oudolf que hace referencia a que el marrón no debe despreciarse en el jardín porque también es un color - “Brown is also a color” - cada vez se comprende y aprecia más, especialmente cuando la luz del amanecer o el atardecer ilumina esos marrones, que hacen que el jardín de finales de otoño y comienzos de invierno resulte especialmente atractivo.

Género: Globularia
Especie: Globularia alypum
Familia: Plantaginaceae


Hace un tiempo compartí algunas imágenes de la Globularia Alypum (ver aquí) cuando lucía unas bellísimas y pequeñas inflorescencias en capítulos terminales, cuya corola es bilabiada. El labio inferior, de color azulado, es más alargado y se dispone formando una corona alrededor de la inflorescencia, lo que le ha otorgado algunos de sus nombres populares: Coronilla de fraile o coronilla real.
  

Suele crecer en matorrales soleados, sobre suelo poco profundo y calizo. Es una planta muy rústica y sin apenas necesidades hídricas, que resiste el frío -Zona 8 (-12,2 A -6, 7º C)-  pero prefiere climas suaves, sin heladas.

Se distribuye por toda la Región Mediterránea (especialmente por el litoral mediterráneo) y suele florecer después de las primeras lluvias del otoño, prolongándose hasta las primeros días de la primavera. Aunque hay quien afirma que florece durante casi todo el año, lo cierto es que las fotos que compartí en su día eran del mes de febrero y todavía estaba en flor. Las que muestro aquí, sin embargo, son de hoy y las flores ya están secas.




Planta para jardín mediterráneo de bajo mantenimiento

Independientemente del azul de sus flores frescas o el marrón de las más secas, la planta tiene un porte subarbustivo, con mata muy ramificada, tallos erectos y follaje perenne de color verde intenso que le dan un gran valor para su uso en jardines mediterráneos de bajo mantenimiento. Mejor en combinación con otras especies de herbáceas perennes como Lavandula, Santolina, Salvia, Asteriscus, Myrtus communis, etc.; así como arbustivas de porte bajo y pocos requerimientos hídricos.

Una silvestre mediterránea que alegra los paseos por el campo y que empieza a cultivarse para su uso en jardines -públicos y privados- de bajo mantenimiento y en trabajos de restauración ambiental.