Cultivar bulbos de flor de primavera en maceta: inspiración y éxito

Narcissus, Hyacinthus, Anemone coronaria, Tulipa •• iBulb



Una plantación con un gran número de bulbos de flores puede ser impresionante, pero no siempre se necesitan cientos de ellos para crear un efecto especial. Las macetas también pueden ser grandes aliadas para el cultivo de bulbos de flor. Si tenemos en cuenta una serie de consideraciones, plantándolos en otoño, podemos disfrutar de sus flores en primavera.


No es nada nuevo, porque los jardineros llevan miles de años cultivando bulbos en macetas y otros contenedores. Las razones principales son que, de este modo, conseguimos disfrutar de la fragancia y la belleza de sus flores al poder tenerlas más cerca. Además, nos permite renovar el aspecto de nuestro jardín cada año, incluso, atrevernos con bulbos que requieren cuidados especiales.






Publicidad

Todas esas ventajas, sin embargo, tienen un precio, porque no se pueden cultivar los bulbos en macetas de la misma forma que lo hacemos en el suelo. Comparado con el cultivo en el jardín, los contenedores, incluso los más grandes, no dejan de ser mundos minúsculos, estrechos y artificiales.


Hyacinthus, Anemone coronaria, Tulipa •• iBulb


En ese espacio que nosotros inventamos, una elección equivocada de tipo de sustrato; las temperaturas extremas o un par de días sin agua puede marcar la diferencia entre el éxito y la decepción en nuestro cultivo. Por eso, es conveniente asegurarnos de que vamos a crear un ambiente artificial lo más parecido al que tendrían los bulbos si los enterramos en el suelo. Para conseguirlo, lo primero que tenemos que saber es que las necesidades de los bulbos que plantamos en otoño en contenedores tienen unas necesidades diferentes. 


Hyacinthus, Anemone coronaria, Tulipa•• iBulb


Elegir la maceta con buen drenaje

El requisito que no debemos obviar nunca es que la maceta tiene que tener orificios de drenaje en la base. A partir de ahí,  el abanico de posibilidad para elegir macetas o contendedores donde plantar los bulbos es grande y todo va a depender de nuestros propios gustos y del lugar donde queremos ubicar el contenedor en primavera, cuando comienzan a florecer. 

También podemos optar por utilizar una maceta de cultivo de plástico y, cuando los bulbos comienzan a florecer, colocar la macetas dentro de otra maceta o contenedor decorativo. 


Sustrato 

Incluso el mejor suelo para jardín es generalmente demasiado pesado o denso para cultivar bulbos en macetas. Muchos sustratos recomendados para macetas también pueden causar problemas. Lo recomendable es utilizar un sustrato relativamente poroso y de rápido drenaje, con un buen porcentaje de corteza de pino o vermiculita.


Sustrato bulbos de flor primavera •• iBulb



Plantar los bulbos poco profundos y juntos

Los bulbos en macetas se suelen plantar mucho más juntos y menos profundos que los que se plantan en el suelo, salvo que los contenedores que utilicemos sean muy grandes, casi similares a los de una cama en el jardín, en cuyo caso habrá que seguir las indicaciones estándar de profundidad o espacio a la hora de plantar los bulbos en macetas.

Lo importante es que dejemos tanto espacio como sea posible para el crecimiento de la raíz. Por ello, es aconsejable que se planten los bulbos para que estén cerca, pero no se toquen, y con sus puntas justo debajo de la superficie del sustrato.


Plantando bulbos de Muscari armeniacum (Jacinto de uva) •• iBulb


Una capa de bulbos es suficiente para empezar. Una vez que se adquiera experiencia, se pueden colocar una capa de bulbos encima de otra, siembre alternándolos para que los bulbos no estén directamente encima uno del otro.

Si no tenemos experiencia, tampoco es muy aconsejable combinar diferentes tipos de bulbos en un mismo contenedor, porque los tiempos de enraizamiento y floración varían y, si no sabemos jugar bien con esos factores, posiblemente fracasaremos en nuestro intento. En el caso de que nos animemos, las lasañas de bulbos se pueden convertir en una atractiva opción.


Temperatura

Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio… Por un lado, no debemos olvidar que los bulbos en macetas se enfrían mucho más que los que enterramos en el suelo, donde están protegidos por la tierra. Por eso, es necesario buscar el lugar que nos garantice que los bulbos estarán a más de 9ºC la mayor parte del tiempo.

Pero, por otro lado, hay que tener en cuenta que casi todos los bulbos plantados en otoño necesitan un cierto número de horas por debajo de 9ºC, para completar los cambios químicos que permiten que sus tallos florales emerjan y crezcan a una altura normal. Son lo que se denomina “horas de frío”, que varían, y mucho, según cada especie, incluso algunos bulbos ni siquiera lo necesitan. ¿Qué sucede si no se cumple ese requisito? Lo que sucederá es que los tallos florales serán muy cortos o, incluso, que el bulbo no llegará a florecer.

En este punto, por lo tanto, las pautas a seguir nos las va a indicar el tipo de bulbo que vayamos a utilizar y las temperaturas del invierno en nuestra zona. Lo aconsejable es preguntar -en el centro de jardinería o el lugar donde vayamos a adquirir los bulbos- acerca de esos aspectos. Como norma general, sin embargo, podemos optar por colocar las macetas a la sombra en el lado norte de la casa. 

También es importante evitar el daño por lo que se denomina ciclo diario de congelación y descongelación, que se produce cuando las temperaturas fluctúan bruscamente de la noche al día. Este daño se suele producir cuando las macetas están situadas a pleno sol, lo que hace que las temperaturas se disparen durante el día, descongelando el suelo y estimulando el crecimiento de los bulbos, como si fuera primavera. Cuando las temperaturas nocturnas caen en picado, el sustrato se enfría rápidamente, pudiendo llegar a congelarse y, con ello, dañar las raíces y debilitar los bulbos.


Plantando bulbos de Crocus •• iBulb


Suelo húmedo, pero no empapado

Debemos regar bien el sustrato después de plantar los bulbos. A continuación, lo dejaremos reposar sobre un plato con agua en la base durante una hora para asegurarnos de que la tierra absorbe el agua necesaria para que todo el sustrato está húmedo.  Después se retira el planto, dejamos que la maceta drene el agua sobrante y volvemos a colocarla sobre el plato, esta vez sin agua.

Las macetas o contenedores son un sistema pequeño y cerrado. Los bulbos no tienen dónde buscar humedad si el sustrato que le facilitamos está seco. Una vez a la semana, durante todo el invierno, debemos controlar la humedad del suelo enterrando el dedo en el sustrato, que es, sin duda, un sencillo y muy eficaz sistema. Además, nos servirá para asegurarnos de que se riega sólo cuando es necesario, porque no nos interesa que el suelo se seque, pero tampoco queremos que esté empapado.


Llega la primavera

Si todo marcha bien, al llegar la primavera las raíces irán llenando el contenedor y acabarán asomando por el agujero del drenaje en la parte inferior. Cuando las hojas alcancen más de 5 cm de altura, podemos ir moviendo gradualmente la maceta hacia una luz más brillante y, finalmente, a pleno sol. Una vez que los capullos comienzan a abrirse, pon la maceta en el lugar que más te guste A partir de ese momento, comienza el espectáculo.


Narcissus, Hyacinthus, Anemone coronaria, Tulipa•• iBulb

Hyacinthus, Anemone coronaria, tulipa•• iBulb

Tulipa 'Black Hero', T. 'Annie Schilder', 'T. Paul Scherer' y Tulipa 'Merlot' •• iBulb

Tulipa 'Black Hero'•• iBulb

Tulipa 'Blac Hero', T. 'Annie Schilder', T. Paul Scherer' y Tulipa 'Merlot'•• iBulb

Muscari 'White Magic' y Crocus 'Violet Queen' •• iBulb

Crocus, Narcissus, Muscari y Tulipa •• iBulb

Tulipan y Muscari •• iBulb

Narcissus y Tulipa •• iBulb

Tulipa, Muscari y Narcissus •• iBulb

Muscari y Tulipa •• iBulb

Hyacinthus •• iBulb

PUEDE INTERESARTE


EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA