Preparar el verano en primavera plantando bulbos de flor

Bulbos de floración estival • Dahlia Moonfire •• ibulb


Dentro de muy poco, en abril, comenzará la fiesta en el jardín o patio, no solo porque muchas plantas presentan su mejor cara a partir de ese momento, sino también porque se inicia la temporada para plantar bulbos de flor de verano. 


No debemos olvidar que, una vez que no hay peligro de heladas, se puede comenzar a plantar los bulbos de verano y, con ellos, después vendrá una explosión multicolor en el jardín. Pero esa explosión de color depende de nosotros, de la elección que hagamos en función de nuestros gustos. Por eso, nunca está de más ir recordando la textura y color que ofrecen algunos de los bulbos más populares que florecen a partir de junio, con el fin de encontrar inspiración para la nueva temporada.

Mariposas y abejas en el jardín

Claro que, además del color, las flores de los bulbos de verano tienen mucho más que ofrecer y eso lo saben bien las mariposas y abejas que visitan muchas de sus flores, ricas en polen y néctar. Los zumbidos de las abejas o aleteo de las mariposas son una buena compañía en el jardín y conseguirlo no es nada difícil.


Crocosmia 'Rheingold', Ricinus communis, Canna, Taxus, Heuchera 'Sparkling Burgandy' •• ibulb


A las mariposas les encanta el sol para calentar su cuerpo y sus alas, pero, además, necesitan flores de las que extraen con su espiritrompa su alimento, el néctar, rico en azúcar y algo de proteínas y vitaminas. Las hembras lo necesitan especialmente para crear huevos. Ya sabes, con muchas flores ricas en néctar, habrá mariposas en tu jardín sin apenas darte cuenta.

A estas alturas no tendría que ser necesario decir que las abejas son imprescindibles para la biodiversidad, pero nunca está de más repetirlo. De hecho, los insectos polinizan más de tres cuartas partes de los cultivos. Las abejas melíferas y solitarias, y los abejorros son polinizadores importantes. Necesitan polen y buenas fuentes de néctar. De modo que, podemos poner nuestro granito de arena llenando el jardín o balcón con bulbos de verano que generen mucho alimento para las abejas. 


Lilium y Dahlia •• ibulb

Crocosmia 'George Davison' y Nepeta govaniana •• ibulb


Los bulbos de verano con el contenido más alto de polen y néctar son las crocosmias, las dalias, las liátrides (Liatris) y los gladiolos. Todos ellos atraen tanto a abejas como a mariposas. Pero la gran mayoría de las flores de bulbos de verano son adecuadas para lograr este fin.

Plantar bulbos de verano

Los bulbos de verano se empiezan a plantar a partir de abril, cuando ya no hay posibilidad de que haya heladas. ¿Sigue haciendo bastante frío? Espera un poco más, ya que no soportan las heladas. Hasta finales de mayo pueden plantarse bulbos de verano.

Crecen mejor en zonas soleadas, por lo que es aconsejable buscar diferentes lugares en el jardín donde los bulbos de verano puedan aprovechar más el sol.






A grandes rasgos estos son los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de plantar los bulbos de verano:

Paso 1
Trabajar el suelo con un rastrillo hasta que quede aireado y eliminar las malas hierbas y piedrecitas. Cavar un hoyo con una pala de jardinería. Los bulbos o tubérculos de verano deben plantarse a una profundidad el doble de su tamaño. Las begonias y las dalias son la excepción. Estas tienen que plantarse justo debajo de la tierra, ya que necesitan el calor de la luz del sol para crecer. Las dalias, además de crecer en el suelo, también crecen bien en macetas y tiestos en la terraza o el balcón. En ese caso, debemos plantarlas en una maceta o un tiesto grandes con agujeros en la base y con suficiente tierra para crecer.

Paso 2
Colocar los bulbos de verano pequeños a una distancia de 10 cm entre ellos. Para los gladiolos una buena distancia es 12 cm, para las begonias 25 cm, para las azucenas 30 cm y para las dalias hasta 40 cm. Coloca el bulbo de flor en la tierra sin apretarlo.

Paso 3
Cubrir los bulbos de flor con tierra. Nada más plantarlos, debemos regarlos abundantemente para que puedan echar raíces con facilidad. Si la primavera es seca, es aconsejable mantener la tierra del jardín húmeda.




¿Cuándo florecen los bulbos de verano?

Los bulbos de verano nos ofrecen un enorme festín multicolor en el jardín desde junio hasta octubre. Pero ¿exactamente qué tipo de bulbos de verano hay disponibles? ¿Y cuándo florecen? 


Eremurus stenophyllus •• ibulb

Iris •• ibulb

El impresionante Iris da el pistoletazo de salida en junio, seguido de Eremurus, Lilium y Zantedeschia. En Julio (y hasta septiembre) entran en juego Gladiolus, Agapanthus, Eucomis, Crocosmia y Begonia. Las flores de Dahlia cierran la temporada del buen tiempo, floreciendo desde julio hasta octubre o, incluso, algo mas tarde, cuando llegan las primeras heladas. Para entonces, se acabó la fiesta y comienza un nuevo ciclo en el jardín. 


Lilium'Friso', Dahlia 'Souvenir d'été', Cala'Garnet Glow', Gladiolus 'Cream Perfection' •• ibulb

Dahlia •• ibulb

Dahlia y Gladiolus •• ibulb

Lilium Margaton •• ibulb

Liatris spicata •• ibulb

Crocosmia 'Lucifer', Astilbe chinensis-var. taquetii 'Purpurlanze', Verbena bonariensis •• ibulb

Dahlia, Persicaria, Gladiolus, L. spicata, Crocosmia crocosmiiflora 'George Davison', V. bonariensis •• ibulb

Agapanthus •• ibulb

Bulbos de flor de verano •• Eucomis, Dahlia, Gladiolus, Calla y Agapanthus •• ibulb