Jardines Botánicos Jardines de Invierno Jardines UK Jardines y Paisajes plantas invierno RHS gardens RHS Harlow Carr

Paseo de invierno en Harlow Carr, o cómo encender el color del jardín en los días más fríos

Paseo de invierno en RHS Garden Harlow Carr
Winter Walk. Paseo de Invierno en RHS Garden Harlow Carr | Foto © RHS

Que un jardín lo hacen sus plantas lo dice también el invierno, una estación en la que parece que los jardines descansan, que todo se detiene, pero la realidad nos hace ver que, con una correcta selección de especies, la fiesta puede continuar.


Lleno de interés estacional, el paseo de invierno (Winter Walk) de Harlow Carr demuestra que ningún jardín tiene por qué renunciar al color del follaje y las flores durante los meses más fríos. El follaje ardiente que proporcionan plantas como los cornejos o los arces durante el otoño tiene su continuidad en el invierno, con especies que ofrecen colores y texturas contrastantes que en ocasiones van acompañadas de la fragancia de sus flores y destacan sobre las coníferas con agujas plumosas y los setos de tejo recortadoDespués, a medida que la primavera se acerca, serán los plantas bulbosas de floración temprana las que alfombren con sus flores ese inspirador paseo de invierno.
Winter Walk | Foto © RHS
 
El jardín de Harlow Carr, uno de los cinco jardines bajo la tutela de la Real Sociedad de Horticultura británica (RHS), está ubicado en Harrogate, North Yorkshire. Su origen tenemos que buscarlo en la Northern Horticultural Society, fundada en 1946 con el objetivo de evaluar la idoneidad del cultivo de plantas en climas de del norte de Inglaterra.
 
En 1950, la Sociedad arrendó 10,5 hectáreas de bosques mixtos, pastizales y tierras cultivables en Harlow Hill, Harrogate, y abrió los Jardines Botánicos de Harlow Carr como jardín experimentalLa Northern Horticultural Society se fusionó en 2001 con la Royal Horticultural Society (RHS), ampliando el terreno a 27,5 hectáreas, y convirtiéndose, así, en un jardín botánico de primer nivel en el norte de Inglaterra.
 
Winter Walk | Foto © RHS
 
Harlow Carr no es nuevo en este blog. He compartido imágenes de una viva plantación estival, de los coloridos grupos de prímulas híbridas que se cultivan en ese jardín y, también, he mostrado diferentes especies y variedades de margaritas que llenaban de alegría y color el comienzo de la estación otoñal en ese jardín. Más recientemente, hablé de las Main Borders, las borduras de herbáceas creadas originalmente en 1950. Hoy regresamos de nuevo a a Yorkshire para descubrir el llamado Winter Walk en Harlow Carr.

Winter Garden en Harlow Carr

Comenzando cerca de la entrada del jardín, el Winter Walk tiene una longitud de 315 metros y rinde homenaje a las plantas que aportan color y textura al jardín durante los meses más fríos y oscuros. Diseñado originalmente por Matthew Wilson, se creó en 2006 con el propósito de atraer visitantes fuera de temporada. Se trata de un paseo sinuoso sin límites para la plantación, al no estar cerrado en ambos lados, lo que permite que el paseante se sienta conectado con el paisaje que le rodea, al tiempo que permite la entrada de mayor cantidad de luz invernal. 
 
En invierno, los vibrantes tallos de los cornejos (Cornus spp.) y los sauces blancos (Salix alba), en colores que van del amarillo brillante al negro, se destacan sobre las coníferas de agujas plumosas y los setos de tejo recortado que abrazan un roble húngaro maduro, Quercus frainetto, situado a medio camino. Los troncos de Betula utilis marcan los bordes y hacen grandes ejemplares de árboles durante todo el año.
Winter Walk en otoño | Foto © RHS
Winter Walk en otoño | Foto © RHS
 
Winter Walk en invierno | Foto © RHS
Helleborus × ericsmithii (HGC Shooting Star), Brachyglottis greyi y Erica carnea ‘Nathalie’ | Foto © RHS 
 
Cornus Sanguinea ‘Midwinter fire’, Helleborus y Brachyglottis greyi | Foto © RHS

 

El paseo de invierno fue ampliado y renovado por el jardinero Russell Watkins en 2016, con plantaciones adicionales que incluyen brezos y eléboros, e incorpora capas de plantación, desde pequeños bulbos hasta árboles esculturales, cada uno con características que destacan en invierno, aunque muchas de estas plantas se ven bien durante todo el año.

Las tonalidades rojizas que se inician en el otoño tienen continuidad durante el invierno. Frutos que brindan la oportunidad de disfrutar del color y textura en el jardín, al tiempo que se convierten en un festín para aves y otra fauna silvestre. También dan vida al jardín esas hojas que han caído, alfombrando de diferentes tonalidades los caminos, del mismo modo que lo hace después la desnudez que trae el viento frío que todo lo barre, dejando un paisaje realmente evocador que difícilmente pasa desapercibido.

Cornejos y sauces blancos contrastan con los abedules del Himalaya (Betula utilis var. jacquemontii) | Foto © RHS
 
Los tonos rojos de las ramas de algunas especies y variedades de cornejos –como Cornus Sanguinea ‘Midwinter fire’, algo así como fuego para caldear las temperaturas en pleno invierno– contrastan con la blanca desnudez de árboles como el Abedul del Himalaya, Betula utilis var. jacquemontii y el follaje plateado de Brachyglottis greyi, situados en las líneas de las borduras

Claro que, si hay algo que ofrecen las distintas especies de Cornus en invierno es una diversidad de tonalidades, aparte del color rojo. Grandes franjas de Cornus alba ‘Sibirica’ de tallo rojo se entrelazan con Cornus alba ‘Kesselringii’ de color violeta oscuro, casi negro y, más altos y vibrantes, los arcos de color dorado que forman las ramas de los sauces blancos de la variedad Salix alba ‘Vitellina’.

Ver también: 8 arbustos con flores fragantes en invierno

 
Son imprescindibles en los jardines de invierno aquellos arbustos de floración invernal que se descubren antes de que se puedan llegar a ver, gracias a la fragancia de sus flores, y en este paseo de invierno no faltan. Tal es el caso de Sarcococca confusaViburnum x bodnantense, los primeros arbustos en florecer; mientras que las especies del género Daphne –destaca especialmente D. bholua ‘Cobhay Snow’– lo hacen desde Navidad hasta abril, ofreciendo una embriagadora sucesión de aromas en el jardín.

Bergenia ‘Overture’ | Foto © RHS
 
A medida que avanza el invierno, conviene bajar la mirada de vez en cuando, porque ese paseo también ofrece interés a nivel del suelo gracias al follaje rojizo de plantas de invierno como Bergenia ‘Overture’, las tímidas flores de los eléboros y las bulbosas de floración temprana que se extienden creando coloridas alfombras. 
 
 
En los últimos años han incorporado 5.000 iris enanos en variedades que ofrecen floración en amarillo, púrpura y azul, incluidos los cultivares de Iris reticulata ‘Katharine Hodgkin’, el azul profundo ‘Harmony’ y el negro violeta ‘Pauline’, así como el amarillo perfumado Iris danfordiae. Además, desde mediados de febrero, son especies bulbosas como Cyclamen coum y Eranthis hyemalis (acónito de invierno) las que iluminan el camino a nivel del suelo.
 
El sol de invierno, las heladas y las plantas se combinan mágicamente y dan color, textura y fragancia a un gran jardín, haciéndolo especialmente atractivo en esos días en los que el frío parece querer congelar todo, incluso el paso del tiempo y la Navidad. Bien vale un paseo ¿no os parece?

Vista aérea del Winter Walk en RHS garden Harlow Carr | Foto © RHS
Cyclamen coum, Iris ‘Harmony’ (Reticulata), Galanthus elwesii ‘Mrs Macnamar | Foto © RHS
 
Helleborus × ericsmithii (HGC Shooting Star) | Foto © RHS
Foto © RHS
Foto © RHS
Foto © RHS
Abedul plateado (Betula pendula) |  Foto © RHS
Hamamelis en flor | Foto © RHS
Helleborus x nigercors | Foto © RHS
Cornus ‘Midwinter Fire’ Mahonia × media ‘Winter Sun’ | Foto © RHS
Hojas rojizas de Mahonia aquifolium ‘Apollo’ en invierno | Foto © RHS
Winter Walk en RHS Garden Harlow Carr | Foto © RHS
Fotos e información: RHS
 
TEMAS RELACIONADOS

ROYAL HORTICULTURAL SOCIETY (RHS): QUÉ ES Y QUÉ HACE

Pin It on Pinterest